Startup en Cuba evita con bitcoins el bloqueo de EE. UU. | Cuba en DW | DW | 01.12.2020
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Cuba

Startup en Cuba evita con bitcoins el bloqueo de EE. UU.

Las transferencias de dinero de los exiliados cubanos son esenciales para muchos en la isla caribeña. Pero ahora Estados Unidos ha detenido el flujo de dinero. Así que se necesitan nuevas ideas.

A finales de noviembre, el proveedor de servicios de pago estadounidense Western Union procesó, por el momento, las últimas transferencias de dinero entre Estados Unidos y Cuba. Debido a las nuevas sanciones de la administración Trump contra Cuba, las más de 400 sucursales de la empresa en la isla tuvieron que cerrar. Un duro golpe para los cubanos residentes en Estados Unidos que envían remesas a su tierra de origen.

Hasta noviembre, la mayoría de estas transferencias se manejaban a través de Western Union. Así que los cubanos tienen que buscar nuevas formas de sostener el envío de estas vitales transferencias de dinero extranjero, una de las principales fuentes de ingresos de muchas familias en la isla.

La startup cubana BitRemesas ofrece una alternativa. Organiza transferencias de dinero en forma de criptomonedas como bitcoin, Ether, Doge y otras. "Existe una comunidad cada vez mayor de partidarios del criptodinero en Cuba", dice Erich García, programador y desarrollador de software de La Habana.

Este joven de 34 años, que gestiona también su propio canal de YouTube con consejos y soluciones para el uso de Internet, lanzó la plataforma BitRemesas a finales de septiembre.

Normalmente, para transferir dinero, los clientes acuden a Western Union o a un banco, que les cobran una comisión y entregan el dinero en su destino. "El proceso es similar en nuestro sistema, excepto que no hay un banco de por medio", explica García. "El dinero se nos envía digitalmente en forma de criptomoneda y nosotros nos encargamos de pagarlo físicamente al cliente en Cuba."

"Una situación en la que todos ganan"

El mecanismo de BitRemesas es muy simple. García da un ejemplo práctico: "Alguien de EE. UU. envía a un familiar a través de BitRemesas 100 dólares en bitcoins. Nosotros recibimos estos 100 dólares en bitcoins y organizamos una subasta, llamémosla 'negativa'. Hay muchos cubanos que quieren comprar criptomonedas. Se subasta la menor cantidad posible de bitcoins. Hay casos en los que alguien compra bitcoins por el equivalente a 88 o 92 o 93 dólares estadounidenses. La diferencia en Bitcoin es, en este caso, la ganancia de BitRemesas".

Un país, dos monedas: a la izquierda el peso cubano CUP, a la derecha el peso convertible (CUC).

Un país, dos monedas: a la izquierda el peso cubano CUP, a la derecha el peso convertible (CUC).

Gana el que esté dispuesto a quedarse con la menor cantidad de bitcoins por la cantidad de pesos cubanos convertibles (CUC) a que equivale la remesa. Cuando el ganador de la subasta ha transferido el monto total de la transferencia, en este caso 100 (CUC), al destinatario de la remesa, BitRemesas le transfiere el monto subastado, en este caso 88 o 92 o 93 dólares en bitcoins.

Para entender todo esto hay que saber que el CUC se ha depreciado fuertemente frente al dólar estadounidense en la isla, desde la dolarización parcial del comercio minorista cubano. Si bien el  cambio oficial se mantiene 1:1, en el mercado negro se pagan 1,50 CUC y más por un dólar estadounidense.

No es posible comprar criptomonedas con CUC en ningún otro lugar. Por eso, la gente se da por satisfecha con una participación más pequeña. Y, como 100 CUC ya no son 100 dólares estadounidenses, sino solo alrededor de 66,67 dólares en el mercado negro, todavía hacen un buen negocio con los 88, 92 o 93 dólares en Bitcoin subastados por 100 CUC.

Cola fuera de una de las tiendas donde se pueden adquirir, por ejemplo, electrodomésticos y otros artículos del hogar en dólares estadounidenses.

Cola fuera de una de las tiendas donde se pueden adquirir, por ejemplo, electrodomésticos y otros artículos del hogar en dólares estadounidenses.

BitRemesas tiene actualmente alrededor de 300 a 400 usuarios. La tendencia va en aumento, dice García. En Cuba, se estima que hay unas 10.000 personas en total que usan criptomonedas. Hay bastantes transferencias, pero a menudo en pequeñas cantidades de 10, 15 o 20 dólares, dice García. Dado que no hay tarifas, a diferencia de Western Union o los bancos, las personas también pueden enviar pequeñas cantidades: "A veces son 100 dólares, pero las sumas son más bien pequeñas".

La plataforma de García recauda un pequeño margen sobre la respectiva criptomoneda. Y la persona que compra la correspondiente cantidad de criptomonedas recibe una moneda libremente convertible alternativa a cambio del local CUC, internacionalmente inutilizable. Para García, “una situación en la que todos ganan”.

"Plataforma completamente desregulada"

"Las criptomonedas nos brindan ciertas libertades que normalmente no tenemos, ya que el uso de instrumentos financieros como Visa, Mastercard, Paypal u otros mecanismos de pago es difícil para los cubanos". Para García, esta es la gran ventaja de las criptomonedas en general y de BitRemesas en particular. "Es una plataforma completamente desregulada. No hay nadie que pueda bloquearla o sancionarla, ya que la criptomoneda no se puede regular y BitRemesas se basa en criptomonedas".

Ver el video 01:38

Cuba elimina restricciones al dólar ante la crisis económica

Ni siquiera el Departamento de Justicia de Estados Unidos tiene ningún recurso legal. El bloqueo estadounidense de décadas separa a los cubanos de los mercados financieros y los sistemas de pago internacionales convencionales. Los residentes de la isla no reciben tarjetas de crédito o débito de uso internacional. Las sanciones de Estados Unidos contra la institución financiera cubana Fincimex, que llevaron al cierre de sucursales de Western Union en la isla, son solo la última de una larga lista de medidas de Washington contra el sector financiero cubano.

"Cada vez más cubanos utilizan las criptomonedas para comprar o pagar servicios en Internet", dice García. Y tiene también otras ideas, como pagar la factura de la luz, recargar el crédito del teléfono celular o similares, con la ayuda de criptomonedas. "Es una moneda alternativa a la que tenemos acceso en Cuba y que nos ofrece nuevas oportunidades".

(rml/ers)

 

DW recomienda