Sorpresa y pragmatismo: Colombia abre la puerta a los venezolanos e inspira al mundo | Colombia en DW | DW | 09.02.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Colombia

Sorpresa y pragmatismo: Colombia abre la puerta a los venezolanos e inspira al mundo

El proyecto de Iván Duque para regularizar a los inmigrantes y refugiados venezolanos podría convertirse en un referente humanitario internacional.

Migrantes y refugiados venezolanos recorren a pie una carretera en Cúcuta, Colombia, en la frontera con Venezuela

Migrantes y refugiados venezolanos recorren a pie una carretera en Cúcuta, Colombia, en la frontera con Venezuela

Una sorpresa capaz de inspirar al mundo entero. En cuestión de semanas, el presidente colombiano, Iván Duque, ha pasado de excluir al éxodo venezolano en Colombia de la vacunación contra el nuevo coronavirus a anunciar el lunes (08.02.2021) un proyecto de regularización masiva de inmigrantes y refugiados del país vecino en territorio colombiano mediante un estatuto temporal de protección (ETPV).

"Es un gesto humanitario emblemático para la región, incluso para el mundo entero”, declaró en el momento del anuncio Filippo Grandi, el alto comisionado de la ONU para los refugiados. Del alrededor de 1,73 millones de venezolanos que residen en Colombia, según datos gubernamentales, unos 966.000 están en situación irregular.

"Se trata de una medida histórica”, dice a DW Ligia Bolívar, investigadora asociada del Centro de Derechos Humanos de la Universidad Católica Andrés Bello, en Venezuela. El decreto, que todavía está sujeto a modificación, desplegaría un proceso de regularización mucho más amplio que los que se han llevado a cabo en Argentina o Perú.

Bolívar, ella misma refugiada venezolana en Colombia, explica además que esta regularización no solo beneficiaría a quienes se encuentran en condición de irregularidad, sino también a quienes han solicitado asilo en Colombia o a quienes han acudido a la "maraña” de permisos de residencia con la que el Estado colombiano ha intentado en los últimos años dar respuesta al flujo migratorio desde el país vecino. "Es una manera de unificarlo”, aclara la socióloga.

El presidente Duque, de ideología conservadora, llegó al poder desafiando abiertamente al régimen de Nicolás Maduro y sugiriendo que los venezolanos volverían a su país cuando cayese el chavismo. Esta medida rompe radicalmente con ese discurso, a la vez que ofrece esperanza a quienes huyen de la sempiterna crisis venezolana.

"Es, en parte, una cuestión de pragmatismo político, pues Duque ha asumido que la situación de casi un millón de venezolanos en situación de irregularidad no se solucionará a corto plazo”, cree la investigadora Bolívar, quien se muestra convencida además de que, pese a los registros oficiales, el número total de venezolanos en Colombia supera ya los dos millones.

En el mismo sentido, Rolan Rodríguez, politólogo de la colombiana Universidad del Rosario, subraya a DW que "es muchísimo más peligroso para el Estado colombiano tener una población sin identificación, sin caracterización, sin ubicación geográfica, engordando las dinámicas de la economía informal e incluso siendo capturada o captada por las dinámicas de la economía ilegal”.

Ver el video 03:25

Las rutas de la inmigración ilegal hacia Colombia

Pero Rodríguez, vocero del Observatorio de Venezuela de dicho centro universitario, también cree que la propia figura del presidente Duque explica una medida que en otro contexto se habría asociado con una postura más a la izquierda del espectro ideológico: "Duque podría ser catalogado como un presidente intrascendente que con esta propuesta puede llegar a tener una trascendencia internacional”, sostiene el politólogo.

Encuestas como la de Invamer registran una opinión mayoritariamente negativa entre la población colombiana respecto a los migrantes venezolanos en su país, un rechazo que se disparó al llegar la pandemia para luego volver a estabilizarse. No obstante, el politólogo Rodríguez cree que, en el caso de Duque, "el no tener un futuro político en el país le permite poder jugarse cartas que otros no tomarían tratando de hacer cálculos en la política colombiana a largo plazo”. Ello asumiendo, claro está, que sus aliados conservadores le permitan llevar a cabo un proyecto con el que no está claro aún que todos comulguen.

¿Un ejemplo mundial?

En cualquier caso, el proyecto de regularización abriría la puerta a la vacunación contra el coronavirus de todas las personas de origen venezolano en territorio colombiano, según aseguró el gerente para la frontera con Venezuela, Lucas Gómez. El funcionario puntualizó que los recursos saldrían de la cooperación internacional. De ser así, teóricamente la población local no tendría razones para considerar a los migrantes un lastre para la campaña de vacunación en Colombia.

Para Rodríguez, la medida es de hecho una oportunidad para que Colombia se convierta en un ejemplo más allá de sus fronteras. "Colombia puede asumir un papel de liderazgo no solo en la región, sino a nivel global”, cree el politólogo. "Esto abriría una senda en la cual muchos sectores de la cooperación internacional estarían dispuestos a apoyar al Estado colombiano para asegurarse de que sea un proyecto exitoso”. 

(ers)

DW recomienda