Snowden, con Alemania entre ceja y ceja | El Mundo | DW | 03.11.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Snowden, con Alemania entre ceja y ceja

El debate sobre la conveniencia de que Snowden viaje a Alemania para declarar sobre las actividades de la NSA está servido. Su presencia en el país supondría una afrenta diplomática para Estados Unidos.

La vida de Snowden en Moscú no es sencilla. Además de su familia y amigos, le faltan otras pequeñas cosas de la vida, como las tortillas de su sabor favorito. Eso es lo que dijo, según el diario alemán Süddeutsche Zeitung, al periodista John Goetz, quien, junto a Hans-Christian Ströbele, parlamentario de Los Verdes, se reunió con el exanalista estadounidense en Moscú el pasado jueves (31.10.2013).

En aquel encuentro, Snowden habló de un tema que ha suscitado debate en Alemania en los últimos días: su disposición para declarar sobre las actividades de la NSA ante un comité parlamentario de investigación. La carta abierta que entregó a Ströbele reafirma este punto. La presencia de Snowden en Alemania para declarar, que hace una semana parecía posible solo en teoría, adquiere de repente una forma concreta. Sin embargo, si viajara a este país, perdería el asilo de Rusia y tendría que volver a renovarlo a su vuelta. Para muchos políticos alemanes, esto tiene una única posible solución: Snowden debe obtener asilo de Alemania.

Claudia Roth Bündnis 90 Die Grünen

Claudia Roth, vicepresidenta del Parlamento alemán.

Una situación así requeriría esquivar un obstáculo: el tratado de extradición que existe entre Estados Unidos y la Unión Europea. Según un informe del Servicio Científico del Parlamento alemán, ello sería posible en el caso de que alguien sea perseguido por un "delito de carácter político", situación que se podría aplicar a Snowden. Claudia Roth, vicepresidenta del Parlamento alemán, señaló en declaraciones a Deutschlandfunk: "Para nosotros sería una buena señal que Snowden pudiera llegar de forma segura a Alemania, donde sería acogido y podría actuar como testigo". En el último número del semanario Der Spiegel, 50 personajes de la vida pública alemana, entre ellos Heiner Geißler, antiguo secretario general de la CDU, y el actor Daniel Brühl, se pronuncian a favor de la acogida de Snowden en Alemania.

¿Es Snowden un perseguido político?

Bernd Riexinger, presidente de Die Linke, la izquierda alemana, considera que hay que compensar con asilo político a Snowden por declarar como testigo: "Creo que Snowden puede contribuir mucho más que cualquier servicio secreto al esclarecimiento de lo ocurrido". Y piensa que, si Snowden fuera ruso o chino, "habría obtenido asilo político ya hace mucho tiempo", dijo en declaraciones al canal ZDF.

Pero Snowden es ciudadano estadounidense, lo que, unido a la no observación del acuerdo de extradición, supondría una afrenta diplomática. Como se esperaba, la canciller, Angela Merkel, no se ha referido al tema Snowden en absoluto. Michael Grosse-Brömer, parlamentario de la CDU, el partido de Merkel, dijo que sería mejor reunirse con Snowden en Rusia antes que darle asilo político. "A Snowden no se le persigue política, sino penalmente", dijo Grosse-Brömer al canal ZDF. "Por ese motivo, lo razonable es escuchar a Snowden en Moscú". Un representante de una comisión parlamentaria de investigación podría viajar a Rusia para tomar declaración al exanalista. El Gobierno ruso ya ha advertido que Snowden es libre de entrevistarse allí con quien desee. Otra posibilidad es la videoconferencia, según señaló a la agencia Reuters el ministerio de Interior.

La alternativa: concederle un permiso de residencia

En lugar de acogerlo como refugiado político, se podría considerar la posibilidad de expedir a Snowden un permiso de residencia. El párrafo 22 de la Ley de Residencia contempla esta situación en el caso de que "el ministerio de Interior o el organismo designado por este considere oportuno para preservar los intereses políticos de Alemania conceder el permiso de residencia". Pero esta opción también plantearía un problema con Estados Unidos, que, previsoramente, envió una orden de arresto a Alemania el pasado mes de julio para el supuesto caso de que Snowden apareciera por el país.

Claudia Roth no cree que acoger a Snowden en Alemania sea una provocación. "Lo que sí es una monstruosa provocación es que, obviamente, nuestra canciller ha sido espiada por la NSA", dice Roth. Que Snowden viaje a Alemania sería legalmente, bajo ciertas circunstancias, posible.

DW recomienda

Publicidad