Siria: pocas esperanzas de que funcione el plan de paz | El Mundo | DW | 10.04.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Siria: pocas esperanzas de que funcione el plan de paz

Este martes (10.04.2012) expiró el plazo para el alto al fuego en Siria. En las próximas 48 horas deberían cesar por completo las operaciones militares. Pero ¿tiene visos de funcionar el acuerdo impulsado por Annan?

Destrozos en Siria

Destrozos en Siria

El alto al fuego es parte del plan de paz de Kofi Annan, articulado en seis puntos, que incluye, entre otros objetivos, ayuda humanitaria para la población. Pero es dudoso que tanto el régimen sirio como la oposición respeten los acuerdos.            

Kofi Annan es consciente de la situación: “La violencia continúa. Diariamente recibimos cifras alarmantes de víctimas y hechos violentos. Las acciones militares en zonas de civiles continúan. Por su parte, el Gobierno denuncia ataques contra las fuerzas de seguridad, civiles y propiedades privadas”. La situación continuaba de la manera descrita por Annan hasta el momento en que vencía el plazo.`

Muchas dudas

Queda por ver si el régimen cumple con el plazo establecido para el cese de operaciones militares. Es muy dudoso que el plan acabe funcionando. El Secretario General de la ONU, Ban Ki Moon, teme las consecuencias: “Muchos consideran el plan de Annan como la última oportunidad para resolver el conflicto sirio de forma pacífica. Hay quien teme que el fracaso diplomático acabe degenerando en una guerra civil”, dice Moon.

Manifestación de rebeldes en Damasco

Manifestación de rebeldes en Damasco

Se trata de la primera vez que el presidente sirio, Bachar el Assad, acepta un plan de paz. Lo hizo muy probablemente presionado por su estrecho aliado, Rusia.  Para Bachar Jafaari, representante de Siria en Naciones Unidas, el plan solo puede funcionar si todas las partes se involucran. “Siria está dispuesta a implicarse y espera que Kofi Annan actúe contra quienes apoyan y alientan a los grupos armados. De todos debe exigirse un final claro de la violencia.”

El Gobierno sirio pide garantías a los rebeldes

El régimen sirio pidió por escrito garantías de los rebeldes de que no habrá acciones violentas. Annan espera de estos un alto al fuego que deberá producirse en un plazo de 48 horas, es decir, el jueves (12.04.2012) por la mañana. Los rebeldes se niegan a dar tales garantías. Louay Safi, del Consejo Nacional Sirio, que agrupa al grueso de la oposición, dice que “no hay vuelta atrás. El Gobierno se aferra al poder, pero la revolución sigue adelante y el régimen acabará cayendo”. 

Casas destrozadas por el ejército sirio, según la oposición

Casas destrozadas por el ejército sirio, según la oposición

De nuevo, la exhortación del Secretario General de la ONU, Ban Ki Moon, suena más desesperada que prometedora: “La cifra de muertos asciende. Se atenta gravemente contra los derechos humanos. Se producen asaltos devastadores y abusos sexuales. Unas diez mil personas han huido del país. La militarización no es la solución. Apelo al presidente Assad y a todos aquellos a los que atañe esta situación para que se comprometan con el pueblo sirio. De la oposición espero el cese de la violencia”.  

Obviamente, en lugar de seguir las exhortaciones de Annan, la violencia se ha intensificado por ambas partes. Tanto el régimen como los rebeldes trataban de ganar terreno antes de que venciera el plazo y culpar a la otra parte de la escalada de violencia. ¿Qué parte hay de información, de desinformación o de propaganda en sus palabras?  Ambos bandos utilizan el aislamiento del régimen para sus propios objetivos. Y ¿qué sucederá si fracasa el plan de paz?

La única opción

Rami Khouri, experto en Siria dice que “lo más probable es que Assad transija en parte con las peticiones de Annan. Rusia y China, sus aliados, desean que así sea.  Esto podría dar tiempo a los saudíes y otras zonas del Golfo que proveen de armas a la oposición para derrocar a Assad. Por ello puede esperarse de Assad un cierto giro en sus acciones, pero ningún cambio radical.”

El plan de Annan aún no ha fracasado. El experimentado mediador sabe que algunos miembros de la oposición no desean que funcione, porque de esa manera pueden esperar una intervención del exterior. Pero su plan para el fin de la violencia en Siria y una solución pacífica al conflicto es, en estos momentos, la única opción para el país.

Autor: Ulrich Leidholdt/MS
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda

Publicidad