Siria, planes para la reconstrucción | ACTUALIDAD | DW | 22.06.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

ACTUALIDAD

Siria, planes para la reconstrucción

Durante su visita a Jordania, la canciller Merkel se pronunció sobre la reconstrucción siria. Alemania aseguraría su participación cuando se den ciertas condiciones. Otros Estados tienen menos escrúpulos.

Siria está por los suelos. Las ciudades están derrumbadas; la infraestructura, rota. Después de siete años de una guerra cuyo fin no se avizora aún, gran parte del país tiene que ser reconstruida. Si hay algo claro es que la reconstrucción del país engullirá millones. ¿Cuántos? No se sabe aún.

Los cálculos difieren entre sí. El enviado especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura, supone que serán unos 250.000 millones de dólares. El gobierno sirio opina que, realistamente, serán unos 400.000 millones de dólares. Un suma mayor propone Sergey Katyrin, jefe de la Cámara rusa de Comercio e Industria: 500.000 millones de dólares. Todos coinciden, eso sí, en que Siria se tardará unos 15 años en superar los daños.  

Alemania, reservada

¿Quién va a financiar esa reconstrucción?. En principio, la Unión Europea estaría dispuesta a participar en los costos, afirma la Alta Representante para la Política Exterior Europea, Federica Mogherini. La condición sería que se tratase de un  proceso de paz mediado por Naciones Unidas.

Bundeskanzlerin Merkel in Jordanien (picture-alliance/dpa/K. Nietfeld)

La canciller alemana, Angela Merkel, en Jordania

Durante su visita a Jordania, la canciller alemana, Angela Merkel, reafirmó esta posición.  "Alemania es reservada. Mientras no haya una solución política, no participaremos en la reconstrucción”, dijo en Ammán.

Irán muestra interés

Otros Estados no tienen tantos escrúpulos. Hace ya varias semanas, el presidente Bashar al-Asad invitó a Irán a participar en la tarea. Hay que decir que en este momento, Irán es el tercer operador de telecomunicaciones en Siria. Y al gobierno le gustaría ampliar su participación. El ministro iraní de Infraestructura, Emad Chamis, anunció a mediados de mayo "la voluntad del sector público y privado iraní a participar ampliamente en la fase de reconstrucción”. Un plan conjunto para una cooperación a largo plazo estaría en camino.

Bassam Alahmad, director de "Syrians for Truth and Justice”, una organización pro derechos humanos con sede en Estados Unidos, pone en duda –en una entrevista con la revista digital Al-Monitor- que Irán pueda acometer esos proyectos en la dimensión ambicionada. Las nuevas sanciones impuestas por Estados Unidos podrían echar los planes al agua pues no contaría con las condiciones necesarias. En su opinión, entre los motores de la reconstrucción podría estar Rusia. "China es la candidata con más posibilidades para reconstruir Siria”, apuntó también Alahmad.

"Toma y daca”

Entretanto parece claro que, para la reconstrucción,  Siria va a preferir a sus aliados. Según dijo Steven Heydemann -investigador del think tank Brooking Institution- al diario Gulf News "existe un sistema claro de quid-pro-quo”. Es decir, un toma y daca. El apoyo político-militar se resarciría con contratos.Heydemann supone que para los países occidentales esto tendrá como consecuencia un volumen menor de contratos.  

Syrien Aleppo Moschee Umayyad Vorher Nachher (Reuters/K. Ashawi/M. Barakat )

Las mezquita de los Omeyas, en Aleppo, antes y después de la guerra

Con todo, Occidente estaría en capacidad de ejercer presión. Irán y Rusia no estarían en capacidad de financiar solos los costos de la reconstrucción. Y el gobierno sirio menos aún. Hace poco Siria declaró que tendría para el rubro un presupuesto de 12 mil millones de euros. A todas luces, un monto insuficiente.

"Decreto 10”

También en el tema expropiaciones y redistribución de propiedades inmobiliarias, los países occidentales podrían ejercer alguna presión. Se trata del "Decreto 10”, de comienzos de abril. Según éste, en cada barrio se instaurará una entidad oficial para los planes de reconstrucción. Todo dueño de tierra o inmuebles deberá acercarse allí a probar su propiedad. A los enemigos y opositores de Asad esto les provoca un gran problema: tienen que pasar por el escrutinio de los servicios de seguridad. "Nadie que haya huido de Asad tendrá el valor de volver a Siria a reclamar sus bienes. Esto podría significar su detención”, afirma Samir Matar, periodista de DW, de origen sirio. 

Acerca de este decreto también se pronunció la canciller alemana en Jordania. Pidió al gobierno sirio no llevarlo a la práctica. "Debemos de cuidar de no ser puestos ante hechos consumados”, advirtió Merkel.

Autor: Kersten Knipp (mb)

                                                                                                                                                                                          

DW recomienda