Siria: muertos en bombardeo y rebeldes capturan municiones | El Mundo | DW | 03.08.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Siria: muertos en bombardeo y rebeldes capturan municiones

Una agitada jornada se ha vivido en el país asiático, donde la coalición opositora ha solicitado a las brigadas rebeldes evitar la radicalización.

Brigadas rebeldes islamistas, entre las que se encuentra el grupo vinculado a Al Qaeda Frente Al-Nusra, lograron capturar tres almacenes con armas y municiones en Kaldun, una localidad ubicada al norte de la capital de Siria, Damasco. Entre las armas hay proyectiles antitanques y bazucas, indicó el Observatorio Sirio de los Derecjos Humanos.

Las brigadas opositoras combatieron toda la noche del viernes y parte de la madrugada del sábado (03.08.2013) contra soldados leales al presidente Bashar al Assad antes de acceder a los almacenes. Este triunfo, sin embargo, se vio empañado por los enfrentamientos entre los rebeldes y los kurdos en el norte del país, que continúan pese a que ambas facciones buscan la caída del régimen de Al Assad.

Conscientes del problema que supone dividir fuerzas en estos momentos, los líderes políticos de la Coalición Nacional Siria hicieron un llamado a los revolucionarios a usar sus armas contra las tropas del Ejército y los milicianos leales al mandatario y no contra otros grupos. “No se debe usar la actual crisis para conseguir otros fines políticos”, advirtió el grupo que coordina a la oposición.

Bombardeo en Líbano

La Coalición añade en un comunicado que “urge a los batallones combatientes en el norte de Siria que reconozcan el estado crítico de la fase actual de la revolución y muestren moderación”, subrayando que la protección de la población civil es la “máxima prioridad” y condicionando la legitimidad de alzarse en armas al cumplimiento de ese objetivo.

Los enfrentamientos con el Ejércitro continúan en las afueras de Damasco, mientras aumentan las denuncias sobre la imposición de la ley islámica en los territorios controlados por los rebeldes en el noroeste del país, en donde comer panes franceses o mirar mujeres en la calle ha sido prohibido.

Por otro lado, las Fuerzas Aéreas de Siria bombardearon este sábado la localidad de Khirbet Dawad, en el este de Líbano, matando a nueve personas y dejando a otras nueve heridas. Los ataques contra el vecino país se repiten pues, a juicio de Siria, allí se esconden “terroristas” que podrían eventualmente atacar intereses del régimen de Al Assad.

DZC (AFP, Europa Press, dpa)