Siria: explosión deja al menos 23 muertos en ciudad rebelde | El Mundo | DW | 07.01.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Siria: explosión deja al menos 23 muertos en ciudad rebelde

El estallido, cuyo origen no está claro, afectó a las oficinas de una facción insurgente en Idlib. Entre las víctimas hay combatientes y civiles.

Personas heridas en Siria.

Archivo.

No se sabe si fue un coche bomba o un dron. Lo concreto es que este domingo (07.01.2018) una explosión afectó a la ciudad de Idlib, en el norte de Siria, causando la muerte de al menos 23 personas y dejando a otras diez heridas, según un reporte entregado por el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, con sede en Londres pero con una amplia red de corresponsales sobre el terreno.

El estallido se registró cerca de unas oficinas de un grupo de yihadistas vinculados con la rama de Al Qaeda Fatah al Sham, que se encuentra entre los insurgentes que controlan la ciudad, ubicada dentro de la única provincia del país que todavía es controlada por los rebeldes. Entre las víctimas mortales hay civiles y un número indeterminado de personas desaparecidas bajo los escombros. La cifra de fallecidos podría aumentar con las horas.

Hay testimonios encontrados sobre lo que sucedió en el distrito de Thalatheen: para algunos se trató de un coche bomba, aunque otros atribuyen la acción a un dron. Numerosas ambulancias llegaron hasta el lugar del ataque, mientras equipos de rescate intentaban sacar a los atrapados no solo en el edificio que fue blanco de la acción, sino también de casas vecinas que resultaron afectadas por la bomba.

Avances del Ejército

La mayoría de los fallecidos eran combatientes, aunque también hay siete civiles entre las víctimas fatales, dijo el Observatorio Sirio. Desde octubre, las fuerzas armadas sirias han lanzado sucesivas ofensivas contra las posiciones de los grupos rebeldes, logrando rápidos triunfos y notorios avances sobre el terreno. Los insurgentes se hicieron con el control de la provincia en 2015, cuatro años después del comienzo de la guerra civil.

En la ciudad de Idlib residen hasta dos millones de personas. Decenas de miles la abandonaron debido a los crecientes ataques aéreos que ha sufrido la región. Esto, pues tras la victoria sobre los extremistas de Estado Islámico (EI), las tropas gubernamentales sirias y Rusia, en su carácter de aliada del presidente sirio Bashar al Assad, se concentran en eliminar a los rebeldes de Fatah al Sham.

DZC (Reuters, dpa, EFE)

DW recomienda

Publicidad