Siria, bajo el mando de los autócratas | El Mundo | DW | 20.03.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Siria, bajo el mando de los autócratas

Todo parece apuntar a que Turquía no se retirará de Siria en breve. Cada vez está más claro que los regímenes autoritarios tendrán más influencia sobre Siria y toda la región, opina Kersten Knipp.

Hace poco más de dos meses que Erdogan envió sus tanques hacia Siria. Ahora ha logrado su misión. Desde el pasado domingo, la bandera turca ondea en la alcaldía de Afrín. Erdogan aclaró que su país no era una potencia de ocupación, pero las banderas son al fin y al cabo banderas: una aspiración al poder de camino al cielo.

¿Hasta cuándo Turquía se mantendrá en dicha postura? En la actualidad tanto los analistas árabes y eruopeos debaten sobre ello. Los más pesismistas advierten que Turquía también invadió Chipre. Eso fue en 1974, y los soldados turcos aún están en la isla.

En cualquier caso se puede partir de la base de que la bandera turca seguirá durante un largo rato moviéndose al son del viento en Afrín. Erdogan ha repetido que quiere expulsar a los combatientes kurdos de la ciudad de Manbyi, casi a 100 kilómetros al oeste. Se cercará y bombardeará entonces otra ciudad y la gente se verá expuesta a los ataques aéreos del Ejército y a la artillería turcos. Todo lo que se filtra desde Afrín indica que el Ejército turco no actúa precisamente de manera sensible.

Más información: Erdogan amenaza con extender operación contra kurdos a todo el norte de Siria y a Irak

"Primero limpiaremos Afrín"

La guerra en Siria, la destrucción y la muerte ofrecen una oportunidad única de cazar a todos aquellos que según Ankara son "terroristas”. Desde hace años, los regímenes robustos, desde Siria e Irán hasta Rusia, apuestan por este término para poder dar fácil caza a sus detractores. Ankara también usa agradecida dicha denominación.

"Terrorista" sería la palabra candidata a tomar realmente en serio como aberración lingüística del año. Erdogan manifestó las semanas pasadas cómo se imaginaría el transcurso de la invasión: "Primero limpiaremos Afrín, después Manbyi y las zonas al este del Éufrates, hasta nuestra frontera con Irak”.

Knipp Kersten.

Knipp Kersten.

¿Todo apalabrado?

Lo que llama más aún la atención es que el gobierno en Damasco se muestra curiosamente reservado. Ni una palabra sobre la invasión de los vecinos y ningún tipo de esfuerzo para proteger a la propia población. De todas maneras, no se podría esperar algo así de un régimen que, desde hace años, libra una guerra brutal contra sus propios ciudadanos. Pero sí hubiese esperado alguna reacción que subraye, de alguna manera, su derecho a su soberanía.

Puede ser que Ankara y Damasco se hayan puesto de acuerdo entre bastidores. El Estado sirio está en ruinas y no puede oponerse sencillamente a los invasores. Ya que Rusia e Irán tampoco se pronuncian al respecto, puede ser que también hayan debatido sobre el tema y Ankara se sienta animada a actuar como le plazca.

Más información: "Alemania tiene responsabilidad moral en Afrín"

La hora de los autócratas

Después de siete años de guerra es cada vez más patente que el mapa de Siria y de casi toda la región se configura nuevamente. Siria será una colonia, en el mejor de los casos, un protectorado de las nuevas potencias: de sus vecinos más y menos cercanos, de Irán, Turquía y sobre todo de Rusia. Si lo vemos así, en Siria se está alineando ahora un nuevo entramado global. Teniendo en cuenta esta constelación, Turquía quiere asegurarse su trozo de tarta. Esto también apunta a que en Siria, como en todo Oriente Próximo, triunfan los autócratas y, como parece ser, por mucho tiempo.

Kersten Knipp (RMR/EL)

 

 

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Publicidad