Siria: Assad dice que no renunciará al poder | El Mundo | DW | 19.01.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Siria: Assad dice que no renunciará al poder

Tras acuerdo de la Coalición Nacional Siria para asistir a Ginebra, otro poderoso grupo rebelde calificó la reunión de “conferencia vacía”.

El futuro de Siria podría decidirse a partir del próximo miércoles en Suiza. Podría, pero a la luz de nuevas declaraciones conocidas este domingo (19.01.2014) eso está ya en entredicho. Primero, porque el presidente Bashar al Assad habría dicho ante diputados rusos que no está en sus planes renunciar, como pide la oposición; y segundo, porque un grupo de rebeldes calificó a Ginebra 2 como “conferencia vacía”.

Según la agencia rusa Interfax, Al Assad dijo este domingo en Damasco que “si quisiéramos renunciar, lo habríamos hecho muy al comienzo. Estamos ahora en guardia por nuestro país, este asunto no está en discusión”. Un grupo de parlamentarios rusos que visita la capital siria habría sido testigo de esas palabras, que marcan una diferencia sustancial con las aspiraciones opositoras, que van a Ginebra con la única idea de sacar al Al Assad del poder.

El encuentro en Suiza, acordado por Rusia, Estados Unidos y el Gobierno de Siria, y al que se sumaron este sábado 18 de enero los 120 miembros de la Coalición Nacional Siria, tiene como objeto llevar a la práctica los acuerdos alcanzados en Ginebra 1, aunque los combatientes aspiran a concretar un gobierno de transición que no esté encabezado por el actual jefe de Estado.

Firmar con sangre

En horas de la tarde, en tanto, la Presidencia siria informó que las palabras atribuidas por Al Assad eran “inexactas”. La oficina de prensa añadió que “el presidente no ha concedido una entrevista a dicha agencia”. ¿Significa eso que el mandatario está dispuesto a ceder con el objetivo de alcanzar la paz en su país, cuya guerra civil de casi tres años de duración suma más de 125.000 muertos? Eso se sabrá a partir de este miércoles.

Mientras las negociaciones parecen dejar en segundo plano al Ejército Libre de Siria, formado por militares desertores que combaten contra el Ejército de Al Assad, el Frente Islámico, otra alianza de combatientes islamistas que representa a una gran porción de quienes están en el terreno de guerra, rechazó las negociaciones. Esto supone una enorme piedra de tope en caso de que las conversaciones alcancen algún acuerdo, pues será difícil ponerlas en práctica.

“(El futuro de Siria debería ser) formulado aquí, en la tierra del heroísmo, y firmado con sangre en las primeras líneas, no en conferencias vacías en las que participan aquellos que ni siquiera se representan a ellos mismos”, dijo uno de los líderes del Frente Islámico, Abu Omar, en su cuenta de Twitter. Por su parte, Moscú y Washington han instado a ambos lados a hacer concesiones, que incluyen un cese al fuego, acceso a la ayuda humanitaria y un intercambio de prisioneros para construir confianzas antes de la conferencia.

DZC (dpa, Reuters, Europa Press)

Publicidad