Sequía: hallazgos de bombas debido a ríos con poca agua | Alemania Hoy | DW | 02.08.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania Hoy

Sequía: hallazgos de bombas debido a ríos con poca agua

El Elba y los otros ríos de Alemania llevan tan poca agua como en años. El resultado: las municiones de la Segunda Guerra Mundial quedan expuestas. La policía advierte sobre el peligro.

El peligro está en los cauces secos de los ríos y en las aguas poco profundas: antiguas granadas, minas, explosivos de todo tipo. "Hasta el jueves, hemos encontrado 22 nuevos sitios, casi todos en las últimas semanas", confirma Grit Merker, de la Oficina Técnica de la Policia de Sajonia Anhalt, en entrevista con DW. Y estas son solo las cifras del Estado federado de Sajonia Anhalt, por el que fluye el río Elba. Se trata de restos de la Segunda Guerra Mundial, que ahora quedan visibles debido a la sequía y a los niveles de agua extremamente bajos de los ríos.

Municiones de la II Guerra Mundial en poco profundo Elba

La situación es particularmente dramática en el Elba, donde el nivel del agua ha bajado a solo 47 centímetros en los últimos días. Los barcos están varados en tierra, en las orillas. El transporte marítimo por el río, que nace en la República Checa y que atravesando Alemania desemboca en el Mar del Norte, ya no es posible. Debido a los bajos niveles récord, más y más munición reaparece.

En Sajonia-Anhalt, explica Grit Merker, se encontró una granada de fósforo muy peligrosa. En otro lugar, el pasado fin de semana se detonaron, de forma controlada, dos minas antitanque que no pudieron ser retiradas. "Para nosotros, sin embargo, este es un trabajo bastante normal", afirma Grit Merker. Sequías similares las hubo también anteriormente, dice.

Por lo general, los hallazgos son reportados por "ciudadanos normales que han observado algo inusual", dice Merker. Entonces se notificaría a la Policía. A continuación, se inspecciona la munición y se decide si hay que llamar a los especialistas para la eliminación de explosivos. Luego se decide si se puede trasportar la munición, o no. En caso de emergencia, como en el caso de la granada de fósforo, debe ser detonada en el sitio mismo.

Alerta roja, pero ningún accidente hasta el momento

Afortunadamente, no hubo lesiones ni accidentes con la munición de la Segunda Guerra Mundial durante esta sequía, confirma Merker.

Sin embargo, Wibke Sterling, de la oficina administrativa de la Policía en Sajonia, se alarma cuando descubre ciertas fotos en los periódicos, hablando con DW: "Veo a gente en la orilla con trozos de metal en la mano y sonriendo hacia la cámara. ¡Esos objetos nunca se deben tocar!". Como todos los expertos, aconseja llamar inmediatamente a la Policía.

Restos de los bombardeos de Dresde

Es probable que los habitantes de la capital del Estado sajón tambien se vean afectados: Dresde fue bombardeada masivamente por británicos y estadounidenses en febrero de 1945. Gran parte de la ciudad barroca cayó hecha escombros. Todavía podría haber munición peligrosa en el lecho del río. "Las cosas han estado bajo el agua durante más de 70 años", dice Sterling, "y nadie sabe en qué estado se encuentran".

Autor: Volker Witting (GG/CP)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema