Sebastián Lelio, director de “Gloria”: “Quiero quedarme en Berlín” | Cine | DW | 08.08.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Cine

Sebastián Lelio, director de “Gloria”: “Quiero quedarme en Berlín”

Si bien no sabe por cuánto tiempo, el cineasta chileno planea permanecer en la capital alemana. Ahí avanza en su nueva película y se lanzó al mundo de los negocios con un restaurante que se llama precisamente “Gloria”.

En el barrio de Kreuzberg, en Berlín, hay muchos restaurantes con variados menús y ofertas gastronómicas atractivas. Pero solamente uno de ellos tiene nombre de película ganadora de premios en la Berlinale 2013. “Gloria”, un local inaugurado hace dos meses por el director de cine chileno Sebastián Lelio, ofrece una amplia gama de comidas y cocteles latinoamericanos, con el que poco a poco se hace un nombre entre los berlineses.

Lelio consiguió que su nombre se hiciera conocido a nivel mundial con “Gloria”, que participó en el Festival de Cine de Berlín, se llevó el Oso de Plata a la mejor actriz (Paulina García) y fue nominada a Mejor Película. Pero el vínculo entre el creador chileno y la cosmopolita ciudad alemana había nacido antes, en 2012, cuando él obtuvo una beca del Servicio Alemán de Intercambio Académico (DAAD, en alemán) que sirvió para terminar la premiada obra.

“El programa de DAAD se llama ‘Residencia para artistas en Berlín', donde invitan a personas de distintas disciplinas a pasar un tiempo en la ciudad y trabajar. Yo aproveché de hacer el montaje de la película y después de eso decidí quedarme un tiempo acá. Poco después ocurrió lo de la Berlinale y luego surgió la posibilidad de abrir este restaurante”, cuenta Lelio a DW.

Vista de Berlín desde Kreuzberg, donde se encuentra el restaurante Gloria.

Vista de Berlín desde Kreuzberg, donde se encuentra el restaurante "Gloria".

DW: Abrir un restaurante es como decidir que te quedarás mucho tiempo...

Sebastián Lelio: Sí, claro, supone un compromiso, y si bien no está definido por cuánto tiempo, quiero quedarme en Berlín un período más largo. Además, eso es bastante cómodo para mí, porque con la promoción de la película y los festivales, es mucho más práctico viajar desde acá que desde Santiago de Chile, que es una ciudad que está tan lejos que parece quedar fuera del planeta, ja, ja.

Antes viviste en varias ciudades de Chile, en Estados Unidos… ¿Será Berlín la ciudad definitiva para Sebastián Lelio?

¿Quién sabe? A mí me parece interesante el cambio. Y una manera de ir cambiando es precisamente ir de un lugar a otro. Es saludable dejar el barrio, porque eso te obliga a exponerte a una situación nueva y a estar siempre alerta. No achancharse, como decimos en Chile, como sinónimo de “dormirse en los laureles”.

¿Cómo te llevas con el idioma alemán?

Tengo muchas ganas de aprenderlo, pero desde que llegué acá no he tenido tiempo para estudiar. He tenido mucho trabajo y muchos viajes, así que nunca estoy más de dos semanas en la ciudad. Cuando se calme la ola de “Gloria”, espero estudiar y hablar aunque sea de manera primitiva. Hasta ahora me he arreglado con el inglés y el español, claro.

Hablemos del restaurante. ¿Qué ofrece al visitante?

Algo que no es tan usual en Berlín, como algunos platos peruanos, argentinos, uruguayos y mexicanos. Es comida hogareña, sencilla. Tenemos el mejor pisco sour de Berlín, ja, ja. Y platos como el chivito uruguayo, ají de gallina o ensalada de quínoa. Esperamos que el local se consolide, hasta ahora va bien, el verano ha ayudado mucho.

¿Y la gente va porque sabe que es tuyo, por la comida o por qué?

Muchos en el barrio empiezan de a poco a hacerse amigos del lugar. También llegan bastantes chilenos y latinoamericanos. Naturalmente se ha ido convirtiendo en un centro de encuentro y reunión donde muchas noches solo se habla español, aunque también llegan turistas y alemanes. El lugar está encontrando su identidad.

Ya prepara su nueva película

Más allá de su relación con el mundo culinario, Lelio es ante todo un creador de cine. Antes dirigió “La sagrada familia” y “El año del tigre”, entre otras películas de importancia dentro de la filmografía chilena.

Imagen de la película de Lelio ganadora de un oso de plata en la Berlinale.

Imagen de la película de Lelio ganadora de un oso de plata en la Berlinale.

¿Se puede hacer cine en Chile sin el apoyo de la empresa privada o sin becas?

Yo creo que todavía se necesitan múltiples apoyos. Como la industria chilena es muy frágil, no hay una fórmula única y cada película recurre a fuentes distintas. Sin los fondos estatales, sin el sistema de becas, ya sean nacionales o internacionales, sin fondos internacionales ni inversión privada, es prácticamente imposible.

¿Te esperabas el éxito que ha tenido “Gloria”? Quizás, viendo la actuación de Paulina García, era esperable un premio, ¿no?

Mmmmm… Cuando uno hace una película espera que funcione de la mejor manera en términos artísticos y comerciales, pero si hubiera una fórmula, el proceso carecería de misterio. Sí es cierto que cuando veíamos el material que estábamos filmando, descubríamos que había algo muy vital, muy vibrante. La primera vez que mostramos “Gloria” fue en Cine en Construcción de San Sebastián, donde también ganó. La reacción del público fue tan potente que nos hizo entender que estábamos ante algo importante.

Ahora tendrá distribución mundial.

¿Sabes qué pasa? Cuando haces una película y quieres que salga bien, te pierdes en ella. De pronto la muestras y te sientas a ver qué pasa. Y con “Gloria” pasó que hubo una reacción intensa. Y sí, ahora va a tener distribución mundial, la van a estrenar en más de 40 países y todas esas cosas que uno puede soñarlas, pero que nunca puede estar seguro de que sucederán.

Puede ser maravilloso, pero a la vez un drama. Tu próxima película tendrá más ojos encima.

Eso es parte del juego y es evidente que hay una presión distinta, pero prefiero eso a que nadie se interese por el trabajo que uno está haciendo. Y yo lo veo en un período más largo, espero hacer muchas películas más y el que la gente quiera ver lo que estoy haciendo me parece un precio sensato a pagar. Mientras, yo sigo con lo mío, trabajando en una nueva película.

¿Podemos adelantar algo?

Es un poco temprano, porque estamos en pleno arranque del proceso de guión. No es el mejor momento para hablar mucho, porque puede cambiar.

Pero digamos si será de superhéroes, una saga de terror, no sé...

No va a ser de superhéroes, eso es seguro, ja, ja.

Autor: Diego Zúñiga
Editora: Emilia Rojas Sasse

DW recomienda