¿Se enfrenta España a una nueva ola de xenofobia? | Europa | DW | 03.08.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

¿Se enfrenta España a una nueva ola de xenofobia?

La llegada de cientos de inmigrantes a la frontera sur de España ha hecho sonar las alarmas. Si bien el gobierno ha capeado la tormenta hasta ahora, la tendencia es preocupante. Santiago Sáez informa desde Madrid.

Ni siquiera dos meses después de asumir el cargo, el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, se enfrenta a su primera crisis política significativa. La semana pasada, imágenes dramáticas de cientos de inmigrantes africanos saltando la valla fronteriza de Ceuta conmovieron a la opinión pública. Según la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC), 22 policías resultaron heridos en el asalto, que culminó con la llegada de 602 personas al enclave español en el norte de África.

El incidente se sumó al número de migrantes que cruzaron el Estrecho de Gibraltar en balsas, que ha sido superior a la media este verano boreal. Más de 22.000 inmigrantes han llegado a España ilegalmente desde África, según datos del Ministerio del Interior español. El clima caloroso y el cierre de las rutas italianas y griegas son los principales impulsores del aumento del número.

Sánchez, bajo fuego

La crisis no podría haber llegado en peor momento para Pedro Sánchez y su Partido Socialista Obrero (PSOE). El 27 de julio, su administración sufrió su primer golpe serio, cuando su propuesta sobre poner un límite al déficit fiscal fue rechazada por el Congreso. La mayoría de los partidos que habían apoyado su voto de censura contra Mariano Rajoy se abstuvieron, infligiendo una primera derrota a Sánchez.

Sin embargo, los analistas no esperan que las noticias sobre la migración debiliten la unidad de Sánchez con sus socios.

Pedro Sánchez

¿Resultó contraproducente la política de brazos abiertos de Pedro Sánchez?

"El gobierno se encuentra en una posición de debilidad, dada la diversidad de los partidos de los que depende para llevar adelante cualquier iniciativa", dijo a DW el politólogo José Fernández-Albertos, del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). "A pesar de ello, este no debería ser un tema difícil de negociar, aunque haya giros inesperados", agregó.

La periodista política Cristina Fallaras señaló, por su parte, que el problema del gobierno no es tanto con sus socios como con la oposición, que tratará de politizar el tema. Según dijo a DW, Sánchez debe tomar una decisión: "El gobierno está indeciso sobre si tomar una postura más dura o más suave sobre el tema, y creo que con ambas opciones van a perder", dijo en entrevista con DW.

Fernández-Albertos cree que la migración puede ser beneficiosa para España a largo plazo. Sin embargo, a corto plazo, son las espectaculares imágenes reproducidas por los medios de comunicación las que dejan huella en la conciencia colectiva española. "La gente ve la televisión y ve cómo se altera el orden público en las playas o pueblos que conocen. Ven a policías abrumados que no pueden contener algo que no entienden. Les gustaría ver que las cosas vuelvan a estar bajo control", dijo.

Esto podría disuadir al gobierno de adoptar una postura de brazos abiertos, como la que tuvieron respecto del buque "Aquarius" en junio.

"El PSOE es consciente de que su electorado es relativamente mayor, y a menudo desconfía de las políticas de apertura de fronteras. Saben que sus rivales políticos usarán esto. De hecho, ya lo están usando", dijo a DW Luis Cornago, analista político independiente especializado en populismo de extrema derecha.

Los partidos de derecha españoles podrían aprovecharse del cambio en la opinión pública sobre los inmigrantes.

Los partidos de derecha españoles podrían aprovecharse del cambio en la opinión pública sobre los inmigrantes.

La derecha no duerme

Mientras tanto, el recién electo presidente del Partido Popular (el mayor partido de la oposición), Pablo Casado, adoptó el domingo pasado una clara posición anti-inmigrante. Casado tuiteó que "millones" de africanos están esperando para cruzar a Europa. "No puede haber papeles para todos", tuiteó, añadiendo que "tenemos que decirlo aunque sea políticamente incorrecto". Tres días después, Casado viajó al sur y fue fotografiado estrechando su mano a los inmigrantes.

Según Cristina Fallaras, la oposición está tratando de encontrar votos utilizando una narrativa de línea dura inspirada en el ministro del Interior italiano, Matteo Salvini. Fallaras también señaló que la ferocidad del debate había sido una sorpresa. "Nadie esperaba tal batalla en el campo de la xenofobia", dijo Fallaras, y señaló que coincide con el resurgimiento de otras dos narrativas de extrema derecha: Neo-franquismo y una reacción sexista contra el feminismo. "Esta es una situación muy peligrosa, porque si alguien obtiene votos de estas tendencias, eso se convertirá en algo que nadie puede detener".

Autor: Santiago Sáez (GG/CP)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

Ver el video 02:20
Now live
02:20 minutos

La UE debate la gestión de la migración

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema

Publicidad