Se agrava la pugna laboral en el aeropuerto de Fráncfort | Alemania | DW | 21.02.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Se agrava la pugna laboral en el aeropuerto de Fráncfort

Hasta el viernes se prolongará la huelga de un pequeño sindicato, que perturba el funcionamiento del gigantesco aeropuerto de Fráncfort, provocando pérdidas millonarias.

default

Lufthansa es la aerolínea más afectada por la huelga en el aeropuerto de Fráncfort.

Con sus más de 1200 despegues y aterrizajes diarios, el aeropuerto de Fráncfort es uno de los principales ejes del transporte aéreo en Europa. Aproximadamente 53 millones de pasajeros pasan anualmente por este terminal aéreo, que funciona como un colosal engranaje, en el que cada pieza es relevante. Eso explica que la huelga de un pequeño sindicato, que agrupa sólo a unos 200 de los 19.000 empleados que allí trabajan, tenga un impacto muy significativo.

Pérdidas millonarias

Hasta el viernes por la noche ha resuelto prolongar su paralización de actividades el sindicato GdF, que agrupa al personal de control de tierra. La lucha laboral de los encargados de asignar los lugares de estacionamiento a los aviones y guiarlos por las pistas ha causado ya pérdidas millonarias a la empresa que gestiona el aeropuerto, Fraport. Se estima que éstas se elevaron a casi cuatro millones de euros tan solo en los primeros dos días de la huelga que se inició la semana pasada.

Severas han sido las pérdidas también para la compañía aérea alemana Lufthansa, que tiene en Fráncfort su aeropuerto matriz. La empresa aeronáutica no ha entregado cifras, pero analistas citados por la agencia Reuters calculan un volumen de 40 millones de euros. Lo que sí está claro es que las acciones de la aerolínea germana comenzaron a sentir las consecuencias en la bolsa, donde perdieron este martes un 2,3 por ciento. Y podrían seguir cayendo, de prolongarse este conflicto laboral en el que ni siquiera toma parte.

Posiciones intransigentes

Frankfurt Flughafen Streik Flugverkehr normalisiert sich Flugzeug landet

La mayoría de los vuelos han podido llevarse a cabo pese a la huelga.

Hasta el momento, no se vislumbra una solución y Fraport asegura estar preparada para una contienda de largo aliento. La empresa, que ha recurrido a personal de otros sectores para reemplazar a los huelguistas, se jactó de haber logrado que el 80 por ciento de los vuelos programados pudieran efectuarse. Eso supuso de todos modos la cancelación de unos 180 vuelos, en su mayoría nacionales, este martes.

El sindicato de los controladores de tierra tampoco está dispuesto a deponer sus demandas. Y acusa a la Fraport de poner en peligro la seguridad, utilizando para realizar las tareas de sus afiliados a personas que solo han recibido un entrenamiento relámpago y que no estarían a su juicio debidamente capacitadas.

Discusión política

La huelga en el aeropuerto de Fráncfort ha desatado entretanto una discusión en torno al problema de fondo. El gerente ejecutivo de la Asociación Federal de Empleadores, Reinhard Göhner, criticó en la TV alemana que un minisindicato, con “demandas exorbitantes” para menos del 1 por ciento de los empleados, pueda paralizar una empresa.

El Tribunal Federal Laboral había desestimado en 2010 el principio de que solo puede existir un contrato colectivo dentro de una empresa, dando pie a negociaciones individuales de sindicatos sectoriales. Ahora, diversos dirigentes empresariales reclaman restablecer la unidad de tarifas mediante una regulación legal. La ministra alemana de Trabajo, Ursula von der Leyen, se mostró reservada al respecto, argumentando que se trata de un asunto jurídico altamente complejo. No obstante, reconoció que ha quedado en evidencia en Fráncfort que “unos pocos no sólo pueden paralizar toda una empresa, sino que eso también tiene enormes consecuencias económicas y sociales”.

Autora: Emilia Rojas (dapd/dpa/reuters/afp)
Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda

Publicidad