Santos fija límite a investigación sobre presunto espionaje | América Latina | DW | 05.02.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Santos fija límite a investigación sobre presunto espionaje

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, fijó un plazo de nueve días para esclarecer el caso de presunto espionaje en el diálogo de paz con la guerrilla de las FARC y presentar los resultados de la investigación.

"He dado plazo para que el viernes de la semana entrante (14.02.2014) me traigan los resultados de una investigación que no debe ser difícil de realizar", dijo el presidente de Colombia, en el marco de una investigación del Ejército por la denuncia sobre un presunto espionaje ilegal contra los negociadores del gobierno en el proceso de paz con la guerrilla de las FARC.

"Lo que tienen que verificar es si la inteligencia que estaban haciendo era una inteligencia formal, lo que hay que proteger, o si hicieron inteligencia ilícita", agregó. La denuncia fue presentada el martes (4.02.2014) por la revista "Semana", que señaló que algunos miembros del servicio de inteligencia del Ejército habían interceptado los correos electrónicos de al menos tres de los voceros del gobierno, en el marco de los diálogos de paz que se llevan a cabo en Cuba desde finales de 2012.

Fachada para realizar tareas de inteligencia legales

Este miércoles (5.02.2014), las FARC denunciaron que su delegación también había sido víctima de escuchas y acusaron al expresidente de Colombia, Álvaro Uribe, de ser el responsable detrás del espionaje. Uribe, por su parte, ha negado cualquier participación en el caso.

Según la revista, el espionaje se efectuó durante varios meses desde un local que funcionaba en Bogotá bajo la fachada de restaurante y centro de informática. Santos dijo que el primer reporte que recibió es que ese local, ubicado en un sector comercial, era efectivamente una fachada para realizar tareas de inteligencia legales. Quedará por verse si en verdad sus negociadores fueron espiados sin permiso.

Los agentes de la Fiscalía que efectuaron el registro se incautaron de 26 computadoras cuyo contenido es analizado por expertos en informática. "Se llevaron los computadores, no sabemos cuál es su contenido. Los oficiales que estaban a cargo de la fachada de inteligencia les han dicho a sus superiores que ellos estaban actuando de acuerdo a las instrucciones y de acuerdo a la ley y que nada ilícito estaban haciendo. Si eso es cierto, eso también es totalmente lícito", reiteró Santos.

¿El espionaje pretendía afectar las conversaciones de paz?

Por su parte, el comandante del Ejército, el General Juan Pablo Rodríguez, negó que su institución esté dividida entre quienes están a favor y en contra del proceso de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), como lo han indicado algunos observadores que consideran que el supuesto espionaje sería una maniobra para afectar las conversaciones.

"Yo no estoy de acuerdo con esa afirmación de que el Ejército está dividido. Yo veo que es un Ejército cohesionado, comprometido, haciendo sacrificios todos los días", dijo el oficial. Tras ordenar al Ejército que investigue la denuncia de "Semana", el gobierno decidió relevar el martes de sus cargos a los generales Mauricio Ricardo Zúñiga y Jorge Andrés Zuluaga, director de Inteligencia y jefe de la Central de Inteligencia Técnica del Ejército, respectivamente.

A su vez, el presidente del Senado, Juan Fernando Cristo, dijo que el ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, y los integrantes de la cúpula del Ejército serán citados a un debate que se realizará el próximo martes sobre este asunto.

VC (dpa, Reuters)