”Sandy” deja más de 20 muertos en el Caribe | América Latina | DW | 26.10.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

”Sandy” deja más de 20 muertos en el Caribe

Al menos 21 personas han muerto en el Caribe por el devastador paso del huracán "Sandy", que dejó hoy 11 víctimas mortales sólo en el este de Cuba.

Devastación en Santiago de Cuba

Devastación en Santiago de Cuba

"Sandy" se cebó especialmente con el oriente cubano, por donde barrió en la madrugada del jueves convertido en un huracán de categoría dos en la escala Saffir-Simpson con vientos sostenidos de hasta 195 kilómetros por hora.

Víctimas fatales

Nueve personas, entre ellas un niño de cuatro meses, murieron en la provincia de Santiago de Cuba, según informaciones de la Defensa Civil. Cuatro de las víctimas murieron por el derrumbe de paredes de sus casas o viviendas vecinas. Las otras cinco perdieron la vida por causas aún desconocidas. Entre ellas hay un anciano de 84 años. Otras dos personas murieron en la provincia de Guantánamo, en el extremo oriental de la isla, al ser alcanzadas por árboles o ramas. Cuba no registraba un número tan alto de víctimas por una catástrofe natural de este tipo desde 2005, tras el paso del huracán "Dennis".

Haití aumentó en tanto a nueve el número de víctimas mortales por "Sandy". Pese a que no golpeó de lleno a la isla, los efectos de "Sandy" causaron entre el martes y miércoles derrumbes de casas y otros estragos en el país más pobre del hemisferio occidental. La mayor parte de muertos están en los departamentos de Sur y Grand'Anse, informó la agencia Haiti Press Network. Haití no se recupera hasta ahora del devastador terremoto de enero de 2010.

En Jamaica un hombre murió el martes después de que una roca desprendida por un deslizamiento de tierras cayera sobre su casa en la localidad de Bedward Garden.

Jamaica también sufrió los embates de Sandy.

Jamaica también sufrió los embates de "Sandy".

Cuantiosos daños materiales

"Sandy" dejó una estela de destrucción en particular en Santiago de Cuba en su avance por el Caribe. El huracán derribó 4.249 viviendas y causó daños en unos 27.000 tejados, según datos preliminares. Aunque las lluvias no fueron intensas en Santiago, los vientos se cebaron con la segunda ciudad de la isla. En toda la región se podía ver árboles y postes eléctricos o de teléfono arrancados de cuajo.

Además de Santiago, el huracán castigó duramente a la ciudad de Holguín. Los daños superan a los ocasionados por el huracán "Ike" en 2008, citó el diario "Juventud Rebelde" en su web informaciones del Consejo de Defensa Provincial de Holguín.

Miles de evacuados

Según datos del Consejo de Defensa Nacional difundidos en la televisión estatal, 330.000 personas fueron evacuadas por el paso de "Sandy". Unas 300.000 de ellas se refugiaron en casas de amigos o familiares, otras 30.000 fueron trasladadas a centro de acogida.

El presidente Raúl Castro prometió ayuda y visitar las regiones afectadas, informaron los medios estatales de la isla. El coronel Miguel Ángel Puig, jefe del Departamento de Operaciones del Estado Mayor de la Defensa Civil, subrayó en un programa especial de la televisión que en la zona del este de la isla viven unas 185.000 personas en viviendas precarias vulnerables a catástrofes naturales.

Alerta en Miami

Después de pasar por Cuba, "Sandy" se dirigió a las Bahamas, a las que llegó con vientos sostenidos de 160 kilómetros por hora, según el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (CNH), con sede en Miami.

El huracán afectó también con intensas lluvias y fuertes ráfagas de viento la costa este del sur de Florida. En el aeropuerto internacional de Miami se han cancelado 39 vuelos, la mayoría con rumbo hacia Nassau, la capital de Bahamas, Centroamérica y las Antillas Menores.

Autoridades del condado Miami-Dade alertaron a los residentes y turistas de Miami Beach que tengan un plan de emergencia en suministros, porque las bandas exteriores de "Sandy" provocarán inundaciones costeras y la posibilidad de corte en el fluido eléctrico. Debido a las inclemencias del tiempo, que se incrementarán en las próximas horas, las autoridades escolares suspendieron las clases en las escuelas públicas este viernes, decisión respaldada en los centros privados.

Los expertos del CNH estiman que "Sandy" se debilitará gradualmente en las próximas 48 horas, aunque continuará con fuerza de huracán durante su paso por Bahamas.

Fuente: dpa

Editora: Emilia Rojas

DW recomienda