Rusia: gracias a fianza, salen libres dos activistas de Greenpeace | El Mundo | DW | 18.11.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Rusia: gracias a fianza, salen libres dos activistas de Greenpeace

Tras el pago de una fianza, dos de los 30 activistas de Greenpeace, en prisión desde el 18 de septiembre por una protesta contra la perforación petrolera en el Ártico, recuperaron su libertad.

Kieron Bryan, ambientalista de Gran Bretaña en prisión en San Petersburgo.

Kieron Bryan, ambientalista de Gran Bretaña en prisión en San Petersburgo.

El tribunal dictaminó que Yekaterina Zaspa, una médica rusa a bordo de la embarcación de Greenpeace pero que no estaba entre los activistas que intentaron escalar la primera plataforma petrolera mar adentro de Rusia, podía ser liberada si paga una fianza de 2 millones de rublos (61.300 dólares).

La justicia dictaminó lo mismo en el caso de Denis Sinyakov, un fotógrafo de 36 años que estaba en el rompehielos Arctic Sunrise cuando la guardia costera de Rusia abordó la nave tras una protesta en una plataforma petrolera propiedad de la compañía estatal Gazprom.

Niegan libertad a los demás

En tanto, otra corte de San Petersburgo le negó la posibilidad de libertad bajo fianza a Colin Russell, otro de los detenidos por el caso, haciendo lugar a una petición de los fiscales rusos para que siga arrestado hasta el 24 de febrero.

Fiscales estatales pidieron previamente el lunes a la Justicia rusa que extienda la detención de un grupo de los miembros de Greenpeace arrestados tras la protesta, con el argumento de que podrían huir del país si se los libera bajo fianza.La solicitud de tres meses más de detención había sido presentada en los tribunales de San Petersburgo, donde están detenidas las 30 personas.

Líderes occidentales como la canciller alemana Angela Merkel han expresado sus preocupaciones sobre el caso al presidente ruso Vladimir Putin, mientras que celebridades como el ex Beatle Paul McCartney le pidieron al líder ruso que colabore para la liberación de los detenidos.

Los detenidos fueron acusados de vandalismo y podrían pasar hasta siete años en prisión si son condenados por la protesta, en la cual algunos activistas intentaron escalar la plataforma Prirazlomnaya. Greenpeace señala que la protesta era pacífica y considera que los cargos son infundados.

jov (reuters, zeit.de)

Publicidad