Rusia envía buques de guerra a Siria | El Mundo | DW | 18.12.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Rusia envía buques de guerra a Siria

El objetivo sería rescatar a sus ciudadanos si llega a colapsar el gobierno de Al-Assad. Mientras, rebeldes festejan nuevos avances.

Rusia envió cinco buques al mar Mediterráneo.

Rusia envió cinco buques al mar Mediterráneo.

A estas alturas todo es interpetable en el conflicto en Siria. Los analistas aseguran que las movidas de Rusia apuntan a un evidente deterioro de su aliado Bashar al-Assad, cuyo gobierno estaría al borde del colapso. Este martes 18.12.2012, cinco buques de guerra rusos fueron enviados al mar Mediterráneo, en las cercanías de Siria, para actuar en caso de que fuera necesario evacuar a sus ciudadanos, informó la agencia de noticias Interfax.

Entre los navíos hay dos buques de asalto y un escolta y “se dirigen a la costa siria para asistir en una posible evacuación de ciudadanos rusos (...) Los preparativos para el despliegue se realizaron con apuro y fueron confidenciales", indicó una fuente militar citada por la agencia noticiosa. Esto ocurre poco después de que dos rusos que trabajaban en Siria fueran secuestados junto a un italiano.

Ya la semana pasada el gobierno de Vladimir Putin había deslizado la posibilidad de que los opositores al presidente Bashar al-Assad ganaran la guerra civil. Una poderosa señal considerando que Moscú es el principal abastecedor de armas de Siria y ha protegido a Al-Assad ante el Consejo de Seguridad de la ONU. Sin embargo, la realidad golpea fuerte y los rebeldes no solo rodean ya la capital, Damasco, sino que combaten cada vez más cerca del centro de poder sirio.

Este martes 18.12.2012 también se informó de la huida de miles de refugiados palestinos de sus campamentos, quienes temen quedar en medio de los combates y ser atacados por los dos bandos en conflicto, pues una parte de ellos apoya al gobierno y otra a los rebeldes. “Unos 2.000 refugiados palestinos de Siria cruzaron la frontera al Líbano en autobuses y coches" desde la última hora del lunes, dijo un guardia de la frontera a la agencia dpa. Los rebeldes aseguraron tener el control del campamento de Yarmouk y festejan sucesivos triunfos militares como diplomáticos, aunque todavía es difícil prever un término de los enfrentamientos.

Autor: Agencias / dpa
Editor: Diego Zúñiga