“Revolución es cambio, y en México, hay muchas cosas que cambiar” | Cine | DW | 17.02.2010
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Cine

“Revolución es cambio, y en México, hay muchas cosas que cambiar”

Diez cortos forman la película mexicana “Revolución”. Gael García Bernal y Diego Luna firman un capítulo cada uno. Ellos y gran parte del equipo asistieron a la Berlinale, y conversaron con Deutsche Welle.

Escena de “Lucio”, cortometraje dirigido por Gael García Bernal para “Revolución”.

Escena de “Lucio”, cortometraje dirigido por Gael García Bernal para “Revolución”.

“Tengo que hacer un gran esfuerzo mental para entender el idioma en el que estos piensan, sueñan, hablan…”, confiesa Gael García Bernal, y se refiere a los directores de cine. Cambiar definitivamente de papel no está entre sus planes: “creo que voy a seguir siendo jugador de campo”, dice, pero para una ocasión como ésta, dirige con gusto. Igual que Diego Luna. Ambos son autores de un corto en Revolución. El de García Bernal, Lucio, habla de la simbología mexicana; el del segundo, Pacífico, de la posesión la tierra; los dos, de lo que queda de la revolución, de cuyo inicio se cumplen ahora en México 100 años.

Junto a estos actores, ocho directores más han creado los pedazos que componen la película, presentada en la sección Berlinale Especial. Patricia Riggen ( Lindo y querido), Gerardo Naranjo ( R-100), Fernando Eimbcke ( La bienvenida), Rodrigo García ( 7th and Alvarado) y María Chenillo ( La tienda) estuvieron en Berlín, y sobre la revolución disertaron con Deutsche Welle.

Deutsche Welle: ¿Qué significado tiene hoy por hoy el término revolución?

Revolucion

Diego Luna durante el rodaje de “Pacífico”.

Diego Luna: El problema es que hoy en día la palabra ‘revolución’ se usa para todo- ‘revolución de la música’, ‘revolución de las ideas’, ‘revolución gastronómica’… Uno va al restaurante y pide unos spaguetti revolución; la revolución puede ser una oferta de McDonals- la ‘McRevolución’. Eso refleja cómo funciona el mundo. Nuestra responsabilidad es luchar contra ello y recordarle a la gente el verdadero significado de la palabra revolución, y eso es lo que trata de hacer esta película.

Gael García Bernal: Además, todos nosotros crecimos con una idea muy oficial acerca de lo que era la revolución. La película es una reflexión y, a la vez, una crítica constructiva.

Fernando Eimbcke: Sí, en la escuela nos enseñaron muchas cosas sobre la revolución, pero siempre desde la perspectiva académica. ¡Y en México, el partido revolucionario estuvo 70 años en el poder! ¿Dónde estaba ahí la revolución? Revolución es cambio, y en este país, hay muchas cosas que cambiar.

Gerardo Naranjo: El otro día, unos periodistas mexicanos nos preguntaban qué necesita México. Yo no lo sé. No puedo contestar a esa pregunta. Es un país magnífico, con una gente estupenda. Algunos, como Diego, empiezan a tener hijos y se preocupan por la clase de país que van a dejarles. Creo que necesitamos una revolución en los corazones, hemos de ser generosos, tenemos que construir un país más justo.

Patricia Riggen: Sí, y este año se nos ofrece la oportunidad de plantearnos qué es lo que queremos celebrar- ¿los millones de pobres, la injusticia, la corrupción del Gobierno, la violencia, la falta de educación, la falta de trabajo que lleva a la gente a abandonar el país y a vivir como criminales en Estados Unidos…?

Revolucion

Escena de “7th and Alvarado”, de Rodrigo García, el corto que cierra “Revolución”.

Ésta es una película compuesta por diez historias diferentes. Sus piezas son muy diversas, ¿qué impresión les ha dado al verlas todas unidas?

Gael García Bernal: Yo he contribuido con una pequeña parte a la alquimia general de esta película y, cuando la ví por primera vez, con todos los cortos juntos, me sorprendió lo bien que pegaban. Hay muchos adjetivos que se le pueden aplicar a este film sin que lo describan realmente pero, visto como un todo, es muy triste, y en la tristeza reside la esperanza.

Rodrigo García: Es curioso porque todos trabajamos por separado y, cuando yo hice mi corto, no me pareció triste. Pero al verlo junto a los otros nueve, sí tuve esa sensación.

María Chenillo: Yo creo que la película funciona porque es la suma de muchos puntos de vista. Antes de verla, me resultaba difícil imaginarme que fuera a salir bien- se trataba de directores muy diferentes los unos de los otros. Pero quizás sea ésa la razón de que el resultado haya sido tan bueno. Y también esto tiene que ver con el significado de la palabra revolución- la revolución en México no fue un acontecimiento único, sino muy diverso.

Fernando Eimbcke: Yo tampoco tenía mucha confianza en el resultado. Las películas que están formadas por cortos no suelen pegar. Pero ésta sí pegó. Y es fantástica.

Diego Luna: Hubo mucha gente implicada en establecer el orden de los cortos. Y lo mágico de este proyecto es que había uno perfecto para el principio y otro perfecto para el final- el primero es el de Fernando y el último el de Rodrigo, con el que vuelve la música y cierra el film de una forma muy hermosa.

“Los cortos no son más brutales que la realidad” ¡Siga leyendo!

Páginas 1 | 2 | Artículo completo

DW recomienda