Relevo en Cuba: el fin de la era Castro | América Latina | DW | 19.04.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Relevo en Cuba: el fin de la era Castro

Por primera vez desde la revolución de 1959, el jefe de Estado en Cuba no se apellida Castro. Miguel Díaz-Canel asume el poder en un país con numerosos retos. Desde La Habana, informa Andreas Knobloch.

Seguimos a Juan Carlos al subir la escalera de un avejentado edificio en el centro de La Habana. De repente, nos encontramos en el interior de un departamento muy elegante. Modernidad y decadencia se topan directamente. Juan Carlos trabajó durante mucho tiempo como profesor en la Universidad. Desde hace algunos años, renta dos cuartos a turistas. "Aun cuando son menos los estadounidenses que ahora vienen, el negocio funciona bastante bien", dice.

"Antes, mi esposa y yo rentábamos un cuarto 'por abajo del agua'. Pero desde que Raúl [Castro, N. de la R.] permitió el comercio privado, legalizamos la renta. Pagamos impuestos, pero nos queda lo suficiente." Juan Carlos pertenece a la nueva case media cubana que saca provecho de la política reformista de Raúl Castro. "Cuba ha cambiado en los últimos diez años", asegura.

Díaz-Canel relevará a Castro al frente del Partido Comunista cubano en 2021

Raúl Castro (der.) permanece como dirigente del Partido Comunista de Cuba

Raúl Castro (der.) permanece como dirigente del Partido Comunista de Cuba

"Más apertura, más oportunidades"

En 2008, cuando Raúl tomó la presidencia de manos de su hermano Fidel, echó a andar un proceso de reformas graduales. La economía se abrió al capital extranjero, el sector estatal fue reducido, y se permitió el sector privado. El gobierno legalizó la compra y venta de autos y bienes raíces, mejoró el acceso de la población a internet y levantó las prohibiciones de viaje.

"Algo ha mejorado", dice Héctor, vendedor de periódicos en una parada de buses en el distrito de Vedado, en La Habana. "Hay más oportunidades y mayor apertura. Pero veremos qué tan lejos llega este cambio, y qué trae verdaderamente a los cubanos, afirma el hombre, de cuarenta y tantos años.

Con el VI Congreso del Partido Comunista de Cuba, en abril de 2011, el primero desde 1997, las reformas económicas y sociales de Raúl Castro se transformaron en 313 directrices que sirven como estructura del proceso de transformación. Éste es denominado "Actualización del modelo socialista" por el gobierno cubano.

Sergio Ramírez: No creo que podamos hablar de cambio en Cuba por el momento

Diferencias sociales visibles

"Con Raúl, hay más apertura en muchas cosas", señala Hilda, una jubilada de 74 años que durante mucho tiempo trabajó como traductora para las principales instituciones estatales. "Él ha tenido e valor de soltar el control." Coincide el compositor y cantante Jorge García. "Pero no sabemos si será para bien o para mal", dice. "La diferencia es que ahora se notan mucho más las diferencias sociales que siempre han existido. Todo se ha encarecido, pero los cubanos ganan lo mismo. Hoy viene la gente de Miami y es la que abre bares y negocios."

Hay más de medio millón de cuentapropistas en Cuba

Hay más de medio millón de "cuentapropistas" en Cuba

Desde la expansión del "trabajo por cuenta propia" en Cuba, en octubre de 2010, más de medio millón de cubanos trabajan de manera independiente en el sector de servicios y oficios técnico-profesionales. Uno de los que ha aprovechado la oportunidad es Sergio Machado. "Antes trabajé como carnicero para el Estado y ganaba diez dólares al mes. No alcanzaba ni para un día", indica el hombre de 56 años. "Hoy tengo una licencia y trabajo como ebanista. No gano mucho, pero basta para vivir."

En cambio, para Ani Esther Pacheco no es mucho lo que ha cambiado. La joven de 28 años estudia derecho civil en la universidad. "No pertenezco a la 'clase emprendedora' que abre negocios y bares. Trabajé para el Estado y los sueldos han subido un poco, pero no alcanza. Eso debe cambiar."

Ver el video 02:04
Now live
02:04 minutos

Relaciones entre EE. UU. y Cuba seguirán siendo tensas

A finales de 2013, fue establecida una Zona Económica Especial en torno de Puerto del Mariel, 45 kilómetros al oeste de La Habana. Al mismo tiempo, entró en vigor una nueva ley de inversiones que permite al capital extranjero invertir en prácticamente todas las áreas de la economía cubana. Pero pese a ello, el desarrollo económico se ha estancado.

El factor Trump

Esto tiene que ver también con factores de la política internacional: la crisis en Venezuela, el principal aliado y proveedor de petróleo a Cuba, y las relaciones con Estados Unidos. El deshielo político que comenzó a fines de 2014 hacia el archienemigo Estados Unidos pretendía quedar como el gran logro de Raúl Castro. Pero la euforia inicial se ha ido. Con Donald Trump regresaron la retórica de la guerra Fría de los años sesenta, y la confrontación.

"El nuevo gobierno estadounidense ha complicado la situación", dice Pacheco. El acercamiento de Obama despertó grandes expectativas en Cuba, sobre todo entre los jóvenes. Pero el nuevo giro de Trump "nos cierra muchas oportunidades. Cuando la mayor potencia mundial te cierra las puertas, la situación económica se complica grandemente".

Un mayor acceso a internet es uno de los retos pendientes en Cuba

Un mayor acceso a internet es uno de los retos pendientes en Cuba

La nueva animosidad de Estados Unidos hacia Cuba ha provocado una reacción de tipo "abróchense sus cinturones de seguridad": medidas de reforma ya no son prioridad, y la apertura del sector privado ha sido frenada. Grandes sectores de la población perciben que, luego de siete años, la "actualización del modelo socialista" no les ha traído ningún beneficio en sus condiciones de vida: siguen batallando con un pequeño salario al tiempo que los precios de alimentos y bienes de consumo ofrecen. Muchos jóvenes bien capacitados abandonan el país o sueñan con emigrar.

Balance claroscuro

Luego de diez años, el balance de la era de Raúl Castro tiene claroscuros. El deshielo con Estados Unidos, aunado al proceso de reformas que han dado mayor autonomía a instituciones estatales, así como a la expansión del cuentapropismo y a la ley de inversiones extranjeras, han dado una nueva dinámica a la economía. Pero de las reformas emitidas hace siete años, solo unas cuantas se han puesto en práctica.

Miguel Díaz Canel: ¿Político del cambio o títere?

La economía debe crecer para que la situación de la gente mejore, opina el sociólogo Juan Valdés. "El consumo básico, la salud y la educación están asegurados, pero hay otros retos y expectativas de la población que no pueden ser colmados sin la recuperación de la economía. Por eso, el tema económico es crucial políticamente", considera.

El exdiplomático cubano Carlos Alzugaray lo dice así: "Tenemos tres retos prioritarios: la economía, la economía y la economía. Con ello me refiero a que la promesa de un mayor bienestar debe hacerse realidad." O como asegura Machado: "A mí me da lo mismo quién llegue al poder. Lo principal es que al final yo reciba mis tres pesos."

Autor: Andreas Knobloch (EL/CP)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema