¿Qué hay detrás de las protestas en Irak? | El Mundo | DW | 05.10.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

¿Qué hay detrás de las protestas en Irak?

Irak vive una oleada de sangrientas protestas, con miles de manifestantes en las principales ciudades del país reclamando reformas económicas y el fin de la corrupción. Analizamos las causas del descontento.

¿Cuál fue el detonante de las protestas y qué piden los manifestantes? 

Las protestas no son una sorpresa total. Ya en los últimos años hubo oleadas de protestas cada vez más grandes, por ejemplo en 2018, en la ciudad de Basora, en el sur de Irak, el centro de la industria petrolífera iraquí. Entonces el detonante fue que miles de iraquíes enfermaron después de consumir agua contaminada. En esta ocasión, las protestas parecen más bien espontáneas. Aparentemente las avivó el traslado de un general muy popular, Abdel-Wahab al-Saadi, hasta ahora vicedirector de las unidades antiterroristas iraquíes y una importante figura en la lucha contra el Estado Islámico, que fue destinado a otro puesto.

Sus seguidores creen que fue despedido porque era un obstáculo para la influencia de las milicias chiítas, cercanas a Irán, en el Ejército iraquí. El retrato de este general podía verse en los carteles de las protestas en los últimos días, señal de que los reclamos se dirigen en parte contra la influencia iraní en Irak. 

Pero en primer plano está el descontento social. Los expertos advierten desde hace tiempo de que iba a producirse una explosión, sobre todo en la juventud, afectada fuertemente por el desempleo. Daniel Gerlach, redactor de la revista alemana Zenith, especializada en Cercano Oriente, dice que las causas son: el deficiente abastecimiento de electricidad, los malos servicios públicos, el elevado desempleo, la pobreza y la corrupción.

¿Por qué un país rico en petróleo como Irak padece apagones eléctricos y pobreza? 

Irak es uno de los grandes productores mundiales de petróleo. Su economía depende principalmente del petróleo que, en realidad, aún sigue siendo un negocio rentable, como muestra una mirada a los vecinos Estados del Golfo Pérsico. El experto Gerlach tiene una explicación para que muchos iraquíes sigan en la pobreza y en verano padezcan las temperaturas de hasta 50° por los apagones electricos: la corrupción. En el Índice Anticorrupción de Transarencia Internacional, Irak está clasificado en uno de los peores puestos, el 168 entre 180 países. Gerlach considera a Irak un país con pluralidad étnica y confesional, como una "democracia deficitaria”, que padece por la corrupción de distintos actores de un complejo sistemas de poderes. Representantes de distintos grupos políticos, confesionales y regionales se apropian de los recursos del país para quedárselos ellos mismos o repartirlos entre sus adeptos. 

¿Cómo reaccionan los políticos y los mandatarios religiosos ante las protestas? 

A pesar de la persistente violencia, el primer ministro, Adil Abdul-Mahdi , trató de calmar los ánimos. En un discurso televisado en la noche del viernes (04.10.2019) declaró que la protestas están fundadas y que el Gobierno se esforzaba en lograr una solución, aunque "no hay una fórmula mágica” para dar con la solución a todos los problemas. Pero, anteriormente, el Gobierno había tomado duras medidas para tomar el control de la situación. En Bagdad y en ciudades como Nasiriya, Amara y Hilla decretó el toque de queda. En todo el país, excepto en la región kurda del norte, bloqueó internet para impedir que los manifestantes se organizaran a través de las redes social. A pesar de ello, volvió a haber numerosos disturbios y la cifra de víctimas mortales y heridos subió a lo largo del viernes. Para Gerlach, "las fuerzas de seguridad de Irak no están formadas para actuar ante masivas concentraciones de perpsonas”. Más bien suelen luchar contra terroristas o rebeldes armados.

Por su parte, el más alto dignatario religioso del país, el gran ayatolá Ali al-Sistani, llamó a los políticos a emprender "serias reformas antes de que sea demasiado tarde” y criticó tanto los violentos ataques hacia los manifestantes como las acciones violentas contras las fuerzas de seguridad.

¿Juegan también un papel en las protestas las tensiones interconfesionales y el vecino Irán?

Las actuales protestas han tenido lugar hasta ahora en varias ciudades y regiones chiítas de Irak. Los sunitas y los kurdos no parecen desempeñar aquí ningún papel reconocible, al igual que tampoco lo hacen los desencuentros interconfesionales. Todo parece señalar más bien a un conflicto dentro de la mayoría de población chiíta, dentro de la cual hay corrientes tanto pro como contra iraníes. En las pancartas de protestas hay muchas consignas antiiraníes, pero, hasta ahora, predomina la protesta social contra la pobreza, la corrupción y la mala gestión. ¿Está Irán involucrado en estas protestas? Según algunos medios, las fuerzas de seguridad que han cargado violentamente contra los manifestantes hablaban farsi, el idioma de Irán. Pero el experto en Cercano Oriente Gerlach descarta que haya habido participación iraní en la represión de las protestas en Irak: "No es una tesis creíble”, asegura.

(ms/ers)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |

DW recomienda