Los manifestantes vuelven a salir a las calles en Bagdad pese al toque de queda | El Mundo | DW | 04.10.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Los manifestantes vuelven a salir a las calles en Bagdad pese al toque de queda

Muchos desoyeron el llamamiento de Adel Abdel Mahdi y volvieron a las protestas, en las que la cifra de muertos se eleva ya a más de cuarenta. Las autoridades temen que tras el rezo de los viernes las protestas arrecien.

Decenas de manifestantes se concentraron este viernes (04.10.2019) en varios puntos de la capital iraquí para pedir más servicios básicos por cuarto día consecutivo, pese al toque de queda impuesto desde el jueves . El número de muertos en las protestas de los últimos cuatro días para pedir más servicios básicos se elevó, por la contabilización de víctimas hospitalarias, a 42, entre los que se cuentan tres miembros de las fuerzas de seguridad, y el de heridos a casi 1.650 (entre ellos, 359 efectivos de las fuerzas de seguridad).

Bagdad registra protestas en la plaza Al Tayaran, el centro, las inmediaciones del Teatro Nacional, el barrio de Al Amel y Bagdad al Gadid, informó a Efe una fuente del Ministerio de Interior que pidió el anonimato. La fuente, con rango de coronel, afirmó que las fuerzas de seguridad tratan de dispersar a los manifestantes, que se cuentan por "decenas", si bien se espera que la participación aumente después del mediodía, tras el rezo de los viernes.

De momento ningún partido o movimiento político de las varias facciones que dominan la escena política iraquí se ha puesto al frente de las movilizaciones. El principal clérigo chií instó el viernes a las fuerzas de seguridad y a los manifestantes a no usar la violencia y criticó la corrupción. "Es triste que haya habido tantas muertes, bajas y destrucción", dijo el gran ayatolá Ali al-Sistani en una carta leída por su representante Ahmed al-Safi durante un sermón en la ciudad santa de Kerbala. "Los legisladores tienen la mayor responsabilidad de lo que está sucediendo", concluyó.

El primer ministro iraquí instó el viernes a los manifestantes antigubernamentales a regresar a sus casas, diciendo que sus "legítimas demandas" han sido escuchadas y comparó las medidas de seguridad impuestas con una "amarga medicina" que debe ser tragada. Las fuerzas de seguridad habían utilizado fuego real para dispersar a los manifestantes. Docenas de manifestantes desafiaron su mensaje, reuniéndose poco antes del mediodía cerca de la plaza central de Tahrir en Bagdad. Muchos habían acampado en las calles durante la noche

lgc (efe/reuters/ap)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda