Putin y Abe se comprometen a firmar tratado de paz pendiente | El Mundo | DW | 22.01.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Putin y Abe se comprometen a firmar tratado de paz pendiente

Los líderes de Rusia y Japón no realizaron avances sustanciales en las negociaciones por las islas Kuriles, pero expresaron su deseo de cerrar el capítulo que se remonta a la Segunda Guerra Mundial.

El primer ministro de Japón, Shinzo Abe, y el presidente de Rusia, Vladimir Putin, se han reunido 25 veces desde 2013. Ese fluido intercambio demuestra que ambos países no han cejado en sus esfuerzos por construir una cooperación fluida a pesar de las disputas territoriales que se arrastran desde el fin de la Segunda Guerra Mundial. Y la cita de este martes (22.01.2019) no fue la excepción a esa norma.

Putin y Abe, que se encuentra de visita en Moscú, se comprometieron a firmar el tratado de paz pendiente por el problema de las islas Kuriles, pero en la práctica la jornada se cerró sin acuerdos concretos y con escasos avances. Pese a ello, el mandatario ruso dijo que la cumbre había sido "útil y sustanciosa”.

"Tenemos por delante un arduo trabajo para crear las condiciones necesarias y lograr una decisión mutuamente aceptable", dijo Putin tras la reunión, durante una comparecencia junto a Abe en el Kremlin. El líder ruso expresó que ambos tienen "interés” el tratado, paso crucial para la normalización de las relaciones bilaterales, aunque matizó que la decisión debe ser respaldada por ambos pueblos.

Visiones enfrentadas

Para Rusia, la firma de un tratado de paz es lo primordial. Putin recordó que en el encuentro que tuvo con Abe en Singapur en noviembre de 2018 "nos comprometimos a enmarcar el proceso negociador en la Declaración Unión Soviética-Japón de 1956”, que contempla la firma del tratado. Luego podría hablarse de entregar a Japón las dos islas más pequeñas del archipiélago. Tokio, en cambio, exige la totalidad de las islas.

Abe, en tanto, defiende la postura de firmar el tratado después de que se devuelvan las Kuriles. Al respecto, dijo este martes que "solucionar problemas sin resolver desde hace más de 70 años desde el fin de la guerra no es fácil, pero debemos hacerlo”. También anunció que los ministros de Exteriores de ambos países celebrarán en febrero una nueva ronda de negociaciones durante la conferencia de seguridad de Múnich.

El Ejército de la Unión Soviética tomó las cuatro islas Kuriles -Iturup, Shikotan, Habomai y Kunashir-, ubicadas entre el mar de Okhotsk y el Océano Pacífico, en los últimos días de la Segunda Guerra Mundial. Japón nunca ha reconocido la soberanía de Moscú, lo que se ha convertido en una barrera para la firma de la paz por más de siete décadas. Para Rusia, que Japón reconozca el dominio ruso es una condición indispensable para firmar el tratado. Japón, en cambio, aspira a que los 20.000 habitantes de las Kuriles acepten el dominio nipón.

DZC (EFE, AFP)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube

DW recomienda