Presidente de Kurdistán iraquí deja su cargo en plena crisis | El Mundo | DW | 29.10.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Presidente de Kurdistán iraquí deja su cargo en plena crisis

Massud Barzani lanzó acusaciones contra el Gobierno de Bagdad, lamentando que la comunidad internacional no oyera a los kurdos y su ansia de independencia.

Por medio de un discurso televisado y ante las banderas del Kurdistán y de Irak, el presidente de esa región autónoma, Massud Barzani, anunció este domingo (29.10.2017) que no extenderá su mandato, que expira el 1 de noviembre, realizando una serie de acusaciones al Gobierno de Bagdad, en medio de la crisis entre Erbil y la capital iraquí por el control de territorios de la región de Kirkuk.

Barzani lamentó que el referéndum kurdo, donde más de tres millones de personas votaron a favor de la independencia, no contara con el respaldo internacional, y aseguró que la operación militar lanzada por Irak para retomar el control de Kirkuk y otras zonas estaba preparada de antemano, y que se usó como excusa el referéndum independentista. A juicio de Barzani, si no hubiera sido el referéndum, habrían buscado otra razón para lanzar la operación.

"Los tres millones de votos por la independencia del Kurdistán han hecho historia y no pueden ser borrados”, dijo Barzani con respecto a la votación realizada el 25 de septiembre, empujada en gran medida por él mismo, y lamentó que "nadie estuvo de nuestro lado, salvo nuestras montañas”. Asimismo, criticó que Estados Unidos permitiera que los tanques Abrams entregados a Irak para luchar contra Estado Islámico fueran usados en la ofensiva contra las fuerzas kurdas.

Evitar vacío de poder

"Sin la ayuda de los pershmergas (las fuerzas kurdas), las tropas iraquíes no habrían podido liberar Mosul”, añadió Barzani, quien criticó que Kirkuk fuera entregada sin combatir a las unidades militares enviadas por Bagdad. Por todo ello, no seguirá al frente del Poder Ejecutivo, como se esperaba tras la postergación de las elecciones, que debían realizarse en noviembre y que fueron fijadas para 2018 por razones "políticas, tácticas y de seguridad”.

El saliente mandatario pidió al Parlamento que se haga cargo de los deberes del presidente para que no haya un vacío de poder. La Cámara votó esta misma tarde, después de una tensa sesión a puerta cerrada, a favor de que los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial asuman las funciones que desempeñaba hasta ahora el jefe de la región autónoma hasta que se celebren nuevas elecciones, previstas para julio de 2018.

DZC (EFE, dpa, Reuters)

DW recomienda

Publicidad