Irak y kurdos acuerdan alto el fuego en zonas disputadas | El Mundo | DW | 27.10.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Irak y kurdos acuerdan alto el fuego en zonas disputadas

El objetivo del cese durante 24 horas de las hostilidades es abrir un espacio para el diálogo entre las autoridades de Bagdad y Erbil.

Kurdos e iraquíes acordaron cesar las operaciones militares en los territorios disputados en el norte de Irak para abrir un margen de diálogos entre las autoridades de Bagdad y del Gobierno autónomo kurdo, informaron diversas fuentes este viernes (27.10.2017). El objetivo de esas conversaciones será llegar a un acuerdo sobre el control de las zonas disputadas, dijo el dirigente de la Unión Patriótica del Kurdistán (UPK), Gayaz al Suryi.

A primera hora, los kurdos informaron de la decisión, que fue confirmada posteriormente por los iraquíes. El primer ministro, Haidar al Abadi, ordenó "detener el movimiento de las fuerzas militares durante 24 horas para permitir a un equipo técnico de las fuerzas federales y de la región del Kurdistán que trabajen sobre el terreno", según un comunicado de su oficina de prensa. Los enfrentamientos comenzaron el pasado 16 de octubre, cuando las fuerzas iraquíes entraron a Kirkuk.

Esta ciudad es reivindicada como propia por las fuerzas kurdas, que tomaron el control de ella cuando el Ejército de Irak huyó en desbandada ante una ofensiva del Estado Islámico, en 2014. Precisamente distintos actores internacionales temen que este nuevo frente abierto enre kurdos e iraquíes dé un respiro al Estado Islámico, ralentizando su derrota o incluso dándoles un margen que podría permitirles rearmarse.

Control de las fronteras

La pausa en las operaciones militares en el norte de Irak se produce "para ver cómo se desplegarán las fuerzas iraquíes en todas las zonas disputadas, así como en Fish Jabur y los cruces internacionales, con el fin de impedir el choque y el derramamiento de sangre de los hijos de la patria", agrega la nota del primer ministro, quien había ordenado las operaciones militares en respuesta al referéndum independentista realizado por los kurdos.

Bagdad desea recuperar el control de los pasos fronterizos con Irán y Turquía, especialmente el cruce de Fish Jabur, por donde pasan las líneas de distribución de petróleo. Los kurdos habían solicitado un cese inmediato del fuego, la suspensión del resultado del referéndum independentista y el comienzo de un diálogo con el gobierno federal iraquí, una idea que inicialmente fue rechazada por Bagdad.

DZC (EFE, Reuters)

DW recomienda

Publicidad