Prensa en alemán: América Latina, un paraíso para “unicornios” | El Mundo | DW | 27.09.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Prensa en alemán: América Latina, un paraíso para “unicornios”

En el lenguaje de las nuevas tecnologías los unicornios son "startups" que superan el valor de los mil millones de dólares. Con la promoción del mundo digital, la región busca tomar la delantera, dice la prensa alemana.

Rappitendero en bici por las transitadas calles de Bogotá, Colombia

"Rappitendero" en bici por las transitadas calles de Bogotá, Colombia

El diario Handelsblatt, de Düsseldorf, toma como ejemplo la fundación y el desarrollo de la empresa "Rappi" para mostrar el gran potencial del emprendimiento en las nuevas tecnologías en América Latina.

"Rappi, el amigo que corre por tí"

"Rappi es más que un servicio de entrega. Busca ser un punto de contacto para todos los servicios en América Latina. "Es importante comenzar joven y no desanimarse por los fracasos", dice el empresario colombiano Simón Borrero, cofundador de Rappi, valorada en unos $ 3.5000 millones, es una de las startups más interesantes de América Latina. Hasta Delivery Hero, operador de la plataforma de pedidos en línea con sede en Berlín, ha invertido en Rappi.

La compañía fue fundada en 2015 y ha estado creciendo en casi un 20%, cada mes. Rappi tiene ya más de 13 millones de usuarios y opera en ocho países latinoamericanos. "Cada medio año, duplicamos nuestras ventas", afirma su director de marketing, Juan Sebastián Ruales.

La compañía se lanzó en Bogotá, como un servicio de entrega clásico como Deliveroo o Uber Eats. Entre tanto, los ciclistas o motociclistas con la mochila naranja Rappi recorren 50 ciudades de América Latina. Sin embargo, la empresa de comercio electrónico creció rápidamente más allá del simple concepto de llevar comida de un restaurante a un cliente. El secreto de Rappi fue, en primer lugar, proporcionar todo tipo de servicios simples para los usuarios de la aplicación.

Los "Rappitenderos" van de compras, obtienen medicamentos de la farmacia, compran entradas para conciertos, llevan al perro a caminar, juegan en la Playstation con un usuario. "Ya he entregado hasta condones", dice un ciclista de Rappi en Ciudad de México. Rappi es "como el amigo que siempre te hace un favor, no importa la hora, y con pocas palabras", describe la idea su fundador Borrero. El desarrollo posterior de la oferta, gracias a la cooperación de los usuarios que hacen innumerables propuestas a través de la misma aplicación.

Latinoamericanos que tienen todo, menos tiempo

La empresa no se ve a sí misma como un empleador, sino como un intermediario. "Reunimos a personas que tienen todo menos tiempo, con quienes tienen tiempo y quieren ganar dinero", dice el director de marketing Ruales. Pero mientras la empresa ve a sus 85.000 Rappitenderos como "empresarios independientes", estos han manifestado en Bogotá, Buenos Aires y Ciudad de México por falta de mayores beneficios y condiciones laborales difíciles.

Rappi quiere convertirse en la plataforma de plataformas. "Estamos en el proceso de construir RappiPay para que nuestros usuarios paguen a través de nosotros la electricidad, el gas y hasta los impuestos”, cuenta Ruales. Rappi tiene, entre otros, una alianza con la empresa mexicana de alquiler de scooters electrónicos Grin.

En "RappiEntrega", un nuevo servicio de correos en Chile, el cliente puede decir cuándo, dónde y cómo recibir o enviar un paquete, en cuestión de minutos. "Rappi apunta a convertirse en la empresa tecnológica más importante de América Latina en el futuro", es la meta de Borrero. Toda América Latina ofrece buenas condiciones, ya que solo con empresas digitales la región puede alcanzar rápidamente a los países industrializados".

Un rappitendero corre por un cliente en Buenos Aires.

Un "rappitendero" corre por un cliente en Buenos Aires.

El Neue Zürcher Zeitung, de la ciudad de Zúrich, en Suiza, analiza la situación en Brasil y concluye que entre más ineficientes sean las administraciones, más oportunidades surgen para empresas que quieran suplir las necesidades de los usuarios con nuevas teconologías. 

210 milllones de potenciales usuarios para empresas tecnológicas

"Hace diez años, los mejores estudiantes de Brasil buscaban empleo en grandes consorcios para hacer allí una carrera, dice Martin Escobari, director ejecutivo para América Latina del fondo de capital privado General Atlantic. "Hoy, los latinoamericanos inteligentes fundan startups".

"América Latina tiene el doble de producción económica que India, pero solo capta una fracción de capital de riesgo", dice Masayoshi Son, de Softbank a la revista brasileña de negocios Exame. "Un mercado tan grande, al que le han faltado históricamente recursos suficientes, nos ofrece muchas oportunidades".

Para la inversión es útil el hecho de que, a pesar del período de cinco años de recesión y estancamiento, existe una nueva estabilidad del mercado financiero. Las tasas de interés en Brasil se han reducido en más del 50% en cuatro años. Los inversionistas brasileños están buscando ahora oportunidades a largo plazo.

Mala administración, buenos negocios para terceros

En última instancia, son los muchos problemas de la administración los que crean un entorno favorable para las nuevas empresas en Brasil: el Estado es cada vez menos capaz de proporcionar servicios satisfactorios en seguridad, educación, salud, infraestructura, transporte y logística. La alta población también hace que Brasil sea atractivo para las nuevas empresas que desean escalar, es decir, multiplicar su modelo. "Hay pocos países con un idioma, tantos problemas por resolver y 210 millones de habitantes", dice Romero Rodrigues, fundador de Buscapé, una de las primeras plataformas comerciales. Sin embargo, "el inmenso mercado interno también genera cierta abulia entre  los emprendedores”, afirma Alessio Alionço, fundador de la consultora virtual Pipefy.

"El mercado de Brasil le basta a muchos fundadores, pero aquí es difícil tener éxito a nivel mundial", agrega Alionço. Por primera vez, las startups están comenzando a abandonar Brasil para aplicar su modelo en el extranjero.

Jorge Paulo Lemann, el segundo brasileño más rico, levantó "AB InBev”, el mayor consorcio cervecero del mundo. Lemann se enriqueció confiando en marcas de consumo conocidas. Pero también ve el futuro de Brasil en las nuevas empresas de tecnología. Ha invertido allí y tiene varios unicornios a la vista. Lemann espera que cinco de las diez empresas más valiosas de Brasil provengan del sector tecnológico en el futuro, como en Estados Unidos".

(er)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda