Premio de la paz para ambientalista peruano | Sociedad | DW | 07.05.2010
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Sociedad

Premio de la paz para ambientalista peruano

Marco Arana, un sacerdote peruano que lucha por los derechos de los campesinos y por la conservación del medio ambiente, es uno de los galardonados de este año con el Premio de la Paz de la ciudad de Aquisgrán.

Marco Arana, galardonado con el Premio de la Paz de Aquisgrán.

Marco Arana, galardonado con el Premio de la Paz de Aquisgrán.

La defensa de los campesinos peruanos y sobre todo su lucha pacífica contra los problemas ambientales derivados de la minería del oro en su región, Cajamarca, le han valido ganarse más de un enemigo. La agencia de noticias EPD (Servicio de Prensa Evangélico) consigna que el sacerdote peruano Marco Arana ya no sale de su casa sin guardaespaldas, ya que él y sus familiares han recibido amenazas de muerte.

Arana también ha tenido problemas con la jerarquía de la Iglesia católica peruana, por su decisión de continuar la defensa de los campesinos en la arena política, formando el movimiento Tierra y Libertad, que lo ha postulado ahora como candidato presidencial para las elecciones peruanas de 2011.

Viehherde in Peru

Campesinos peruanos con su rebaño.

Reconocimiento internacional

Pero no todo ha sido viento en contra de este defensor de los derechos campesinos y ambientalista, sociólogo y especialista en políticas públicas y conflictos socioambientales. El Grupo de Formación e Intervención para el Desarrollo Sostenible (GRUFIDES), que fundó en 2002 con un grupo de profesionales de Cajamarca para respaldar a las comunidades perjudicadas por los daños ecológicos, se convirtió en una ONG de amplio reconocimiento. En 2004, Arana fue distinguido con el Premio Nacional de Derechos Humanos. Y también a nivel internacional su labor ha llamado la atención. La revista Time lo consignó como uno de los “héroes ambientales” del 2009.

Ahora obtiene un reconocimiento en Alemania: el Premio de la Paz de la Cuidad de Aquisgrán. Lo otorga, anualmente, una iniciativa privada, a la que pertenecen personas individuales e instituciones, como la ciudad de Aquisgrán y las organizaciones humanitarias católicas Misereor y Missio. Su propósito es destacar la labor en pro de la paz que se desarrolla desde la base de la sociedad. Entre los galardonados de años anteriores se cuenta también el pueblo de San José de Apartadó, que recibió la distinción en 2007, por su resistencia pacífica al conflicto colombiano.

Marco Arana agradeció el galardón, señalando que ""en realidad es el premio a un trabajo colectivo por defender nuestra Madre tierra, nuestra ecología, labor que realizan nuestras comunidades de la Amazonía y en las regiones del Perú".

El defensor peruano de los derechos campesinos comparte el premio de Aquisgrán 2010 con la agrupación Phoenix, fundada en 1993 por el sacerdote evangélico Austen Peter Brandt, cuyo objetivo es combatir el racismo. Esta organización ofrece, por ejemplo, entrenamientos para fomentar la toma de conciencia en torno al racismo y ayuda a las víctimas de la violencia xenófoba en Alemania.

ERS/dpa/kna/epd

Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda