Potencias piden acabar con uso de armas químicas en Siria | El Mundo | DW | 08.11.2017
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Potencias piden acabar con uso de armas químicas en Siria

Estados Unidos, Alemania, Francia y Reino Unido exigieron a la comunidad internacional una “respuesta decidida” para hacer justicia a las “víctimas de estos ataques repugnantes”.

A través de un comunicado conjunto, los titulares de Exteriores de Reino Unido, Francia, Alemania y Estados Unidos exigieron este miércoles (08.11.2017) el fin inmediato del uso de armas químicas en la guerra de Siria y pidieron específicamente al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas que tome las medidas necesarias para asegurar que los responsables del uso de esas armas rindan cuentas ante la Justicia.

El texto, firmado por Jean-Yves Le Drian, Boris Johnson, Sigmar Gabriel y Rex Tillerson, toma como referencia el informe de octubre de la ONU y la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) que apunta a que el Ejecutivo de Damasco fue responsable del ataque químico del 4 de  abril pasado en la localidad de Jan Shijun, donde murieron más de 80 personas.

"Condenamos este acto odioso y exigimos que el régimen sirio cese inmediatamente todo uso de armas químicas y que declare de una vez a la OPAQ todas las armas químicas que posee", indicaron los jefes diplomáticos, que aprovecharon de criticar en general el empleo de ese tipo de armamentos. El comunicado añade que los cuatro ministros tienen "plena confianza en el resultado de la investigación” realizado por OPAQ, "en su profesionalidad y en su independencia”.

Sin motivación política

El llamado agrega que el Consejo de Seguridad debería actuar de acuerdo a lo señalado en ese informe para enviar "una señal inequívoca de que los responsables deberán rendir cuentas" de sus actos y "hacer justicia a las víctimas de estos ataques repugnantes y evitar que se repitan este tipo de agresiones". Asimismo, condenaron el ataque con gas mostaza lanzado por Estado Islámico contra la ciudad de Um-Housh, en septiembre de 2016.

En tanto, el director del llamado Mecanismo de Investigación Conjunta (MIC), Edmont Mulet, aseguró que las investigaciones de expertos de Naciones Unidas sobre el ataque con gas venenoso contra Jan Shijun no estuvieron políticamente motivadas, como denunció Rusia. "Esta no es una cuestión política, se trata de víctimas inocentes", dijo Mulet, que lidera el equipo de investigadores de Naciones Unidas y la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ).

DZC (EFE, dpa)

DW recomienda

Publicidad