Plan de cuatro puntos para Venezuela | Venezuela en DW | DW | 07.02.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Venezuela

Plan de cuatro puntos para Venezuela

México y Uruguay propusieron en Montevideo un plan de cuatro puntos ­–diálogo inmediato, negociación, compromisos e implementación– para que Maduro y sus opositores lleguen a un acuerdo pacífico en Caracas. Un análisis.

Montevideo Treffen Venezuela Konferenz (Getty Images/AFP/P. Porciuncula)

Federica Mogherini (centro), encargada de los asuntos exteriores y la política de seguridad de la Unión Europea.

Representantes de alto rango de la Unión Europea, de países comunitarios puntuales (Alemania, España, Francia, Gran Bretaña, Italia, los Países Bajos, Portugal y Suecia) y de cuatro Estados latinoamericanos (Bolivia, Costa Rica, Ecuador, México y Uruguay) inauguraron este jueves (7.2.2019) la primera sesión del Grupo Internacional de Contacto sobre Venezuela. Los miembros de esta coalición, creada el pasado 31 de enero para contribuir a resolver la crisis político-institucional de la nación caribeña, se reúnen en Montevideo. La cita está encabezada por Federica Mogherini, encargada de los asuntos exteriores y la política de seguridad de la Unión Europea, y por el anfitrión del encuentro, Tabaré Vázquez, presidente de Uruguay.

Cada vez más países tienden a reconocer a Guaidó como presidente encargado con miras a que éste lleve las riendas de un Gobierno de transición y llame a elecciones limpias lo antes posible. De las trece naciones que enviaron emisarios a la capital uruguaya, solo cuatro –Bolivia, Italia, México y Uruguay– se han abstenido de reconocer formalmente a Guaidó como jefe de Estado interino. Este miércoles (6.2.2019), con el respaldo de la Comunidad del Caribe (CARICOM), los Gobiernos de México y Uruguay anunciaron que le propondrían al grupo de contacto un plan de cuatro puntos ­–diálogo inmediato, negociación, compromisos e implementación– con miras a que las partes en discordia lleguen a un acuerdo pacífico en Caracas.

Venezuela Juan Guaido, Oppositionsführer & Interimspräsident in Caracas (Getty Images/AFP/Y. Cortez)

En primer plano, Juan Guaidó.

La desconfianza como traba

El objetivo es que, después de conversar y de seleccionar los aspectos en los que Maduro y sus opositores coinciden, los resultados de la negociación sean apuntados en un documento con carácter vinculante. La cuarta fase corresponde a la implementación de lo acordado. La cuestión luce simple, pero no lo es. Tras el fracaso de varios procesos de diálogo –el más prometedor de los cuales contó con el Vaticano como facilitador–, los partidos antichavistas que apoyan a Juan Guaidó desconfían de la genuina disposición de Maduro a respetar los compromisos alcanzados. El antichavismo también tiene dudas sobre la imparcialidad de México y Uruguay; sus actuales Gobiernos cultivan una cercanía con Maduro que causa recelo.

El hecho de que Maduro aceptara inmediatamente el plan de cuatro puntos presentado por Ciudad de México y Montevideo no ayuda a disipar las suspicacias. El ministro de Exteriores mexicano, Marcelo Ebrard, ha respondido a los resquemores de la siguiente manera: "México no respalda a ninguno de los dos lados, sino que asume una posición neutral. Lo más importante es que se dé un diálogo porque la gente está sufriendo”. El argumento resulta poco convincente para los adversarios de Maduro. El propio Juan Guaidó le escribió una carta a los mandatarios Andrés Manuel López Obrador y Tabaré Vázquez para aclarar que, a sus ojos, ser neutral en el marco de este conflicto implica ponerse del lado de Maduro.

Mexico Amtseinführung Obrador Pose mit Maduro (Reuters/Miraflores Palace)

Maduro (segundo de izquierda a derecha) y su esposa, Cilia Flores, junto a AMLO y la primera dama de México. (1.12.2018)

Un reto para la UE

Es poco probable que un hipotético involucramiento de José "Pepe” Mujica en las negociaciones entre chavistas y antichavistas sea bien visto por los últimos, con todo y que el expresidente uruguayo (2010-2015) se ha pronunciado a favor de la realización de nuevas elecciones bajo una rigurosa observación internacional. Mujica ha sido un severo crítico de su compatriota Luis Almagro, quien, a su vez, es muy apreciado por el antichavismo por denunciar las infracciones y la deriva autoritaria de Maduro con más ahínco que cualquiera de sus predecesores en la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA). Está por verse cómo se posiciona la Unión Europea, como bloque, de cara al plan de cuatro puntos.

La enviada especial del club de los veintiocho, Veronique Lorenzo, se halla en una situación incómoda precisamente porque sus socios no terminan de asumir una postura unánime frente al caso venezolano. Mientras Italia se rehúsa a reconocer a Guaidó como legítimo presidente de un Ejecutivo de transición, Alemania le ha dado un espaldarazo al joven ingeniero y a su plan de Gobierno, titulado simplemente Plan País. Si Europa no consigue hablar con una voz en Montevideo, su papel en este ámbito podría verse anulado por completo. Y, si eso ocurre, serán las superpotencias –Estados Unidos, Rusia y China– las que decidan el futuro del país con las mayores reservas de petróleo del mundo.

(erc/ers)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube 

 

DW recomienda