Perú: el jaque mate del presidente Vizcarra | América Latina | DW | 17.09.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Perú: el jaque mate del presidente Vizcarra

La atención de los peruanos está enfocada en la votación que tendrá lugar este 19 de septiembre en el Congreso: una cuestión de confianza en torno a cuatro enmiendas constitucionales propuestas por el presidente Vizcarra

Martin Vizcarra (picture-alliance/ZumaPress)

El presidente de Perú, Martín Vizcarra, protagoniza un auge que nadie podía prever.

Las cuatro enmiendas constitucionales propuestas por el presidente de Perú, Martín Vizcarra, para blindar a las instituciones estatales contra la corrupción, serán sometidas a referendo el 8 de diciembre de 2018. El mandatario cuenta con que la mayoría de sus compatriotas apoyarán su moción. Después de todo, los índices de aprobación de su gestión subieron del 27 al 43 por ciento cuando sugirió reformar el Poder Judicial para garantizarle mayor independencia a sus órganos de control y al proceso de designación de magistrados y fiscales, modificar las leyes que regulan la financiación de los partidos políticos, retornar al sistema legislativo de dos cámaras con el restablecimiento del Senado, y prohibir la reelección inmediata de los congresistas con miras a evitar que éstos evadan investigaciones penales escudándose tras su inmunidad parlamentaria.

El plebiscito y su contenido tienen un grado de aceptación del 79 por ciento, según una encuesta publicada este lunes (17.9.2018) por la empresa Ipsos Apoyo. Sin embargo, en este instante, la atención de los peruanos está enfocada en la votación que tendrá lugar este 19 de septiembre en el Congreso: una cuestión de confianza en torno al cuarteto de enmiendas solicitada por Vizcarra. Si las medidas anticorrupción del Ejecutivo no fueran aceptadas, el Gabinete actual se vería obligado a renunciar, y el presidente, a armar un nuevo equipo ministerial. Pero, en ese caso, Vizcarra también estaría autorizado a disolver el Parlamento y llamar a elecciones legislativas adelantadas. Esta cuestión de confianza ha sido percibida por algunos opositores como una maniobra golpista que responde a la falta de fuerza del partido de Gobierno en el Congreso.

Pero ese mecanismo está contemplado en el artículo 134 de la Carta Magna peruana, cuya primera oración reza: “El presidente de la República está facultado para disolver el Congreso si éste ha censurado o negado su confianza a dos Consejos de Ministros”. Ese es el detalle que parece tener a los adversarios de Vizcarra entre la espada y la pared. Sobre todo a Fuerza Popular, el partido de la excandidata presidencial Keiko Fujimori: el Ejecutivo de Vizcarra es una prolongación del de Pedro Pablo Kuczynski (2016-2018), y ya el 15 de septiembre de 2017, mientras Kuczynski era jefe de Gobierno, el fujimorismo le había negado su voto de confianza al primer ministro de turno, Fernando Zavala. Los diputados de Fuerza Popular ocupan la mayoría de los escaños en el Parlamento, pero podrían perderlos si se convoca a comicios legislativos anticipados.

Peru Fernando Zavala (Getty Images/AFP/S. Oshiro)

Fernando Zavala, el primer ministro al que Fuerza Popular le negó su voto de confianza en 2017.

Fuerza Popular, sin opciones

“De los escenarios presentados, ninguno favorece a Fuerza Popular o a las otras formaciones salpicadas inequívocamente por escándalos de corrupción. En un momento en que el Congreso es mal visto por la ciudadanía, rechazar las reformas de Vizcarra e ir a comicios parlamentarios adelantados significaría, para muchos políticos, enfrentar la posibilidad de no volver a ser elegidos. Debutantes, como los izquierdistas que han gravitado en torno a Verónica Mendoza podrían arrebatarles sus curules. Por otro lado, aprobar las enmiendas del mandatario también es riesgoso para Fuerza Popular y los partidos más dados a la corrupción, la manipulación y la colusión porque lo que está en juego es la transformación de la jurisprudencia constitucional”, dice la politóloga Bettina Schorr, del Instituto de Estudios Latinoamericanos (LAI) de Berlín.

“A Perú le haría bien que se celebraran nuevas elecciones legislativas; sobre todo si el presidente termina obteniendo una mayoría sólida en el Parlamento que le permita llevar adelante sus reformas. Pero, con un sistema de partidos tan volátil como el peruano, es difícil prever cómo votará cada diputado este miércoles (19.9.2018)”, agrega Schorr.

Günther Maihoild, subdirector de la Fundación Ciencia y Política (SWP), de Berlín, y Detlef Nolte, exdirector del Instituto de Estudios Latinoamericanos (ILAS), adscrito al Instituto Alemán de Estudios Globales y Regionales (GIGA), coinciden con la experta del LAI en que elecciones legislativas anticipadas no beneficiarían a Fuerza Popular, el grupo opositor que más privilegios tiene que perder. “Estoy convencido de que los fujimoristas dejarán pasar las reformas de Vizcarra”, esgrime Nolte.

Peru Keiko Fujimori Wahlen in Lima (Reuters/P. Chuquiure)

Keiko Fujimori, líder del partido Fuerza Popular.

¿Un “sí” inminente?

“Y está claro que el electorado le dará el ‘sí’ a esas enmiendas”, acota el investigador asociado del GIGA, recordando que, según el artículo 206 de la Constitución peruana, los ciudadanos sólo pueden ratificar lo que la mayoría absoluta de los miembros del Congreso haya aprobado. “La actual constelación es muy incómoda para Fuerza Popular porque, además de las acusaciones de corrupción en su contra, también las disputas familiares del clan Fujimori hacen difícil que ese partido siga usando al Parlamento como una suerte de Gobierno paralelo, como lo ha hecho por años. Esta es una prueba de fuerza entre Vizcarra y los fujimoristas o, en otras palabras, otra cara del conflicto tradicional entre las fuerzas presidencialistas y las parlamentaristas”, arguye Maihold, antes de explicar por qué piensa que Vizcarra ganará la cuestión de confianza. 

“A Keiko Fujimori no le conviene que haya comicios legislativos anticipados. Su partido sólo los ganaría si todos los demás partidos están debilitados y ese no es el caso. Fuerza Popular no está en una buena posición de partida y, por eso, Keiko permitirá que, a través de una medida plebiscitaria, el presidente goce de un poder superior al de sus contendores en el Parlamento”, sentencia Maihold. Por si fuera poco, Vizcarra ha obtenido el respaldo unánime de la izquierda parlamentaria y ha logrado unificar bajo su liderazgo a la bancada de Peruanos Por el Kambio, el partido de Pedro Pablo Kuczynski, con quienes mantenía una fría relación tras la dimisión del mandatario.

Evan Romero-Castillo (CP)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda