Pentágono envía a Afganistán a cuatro reos de Guantánamo | El Mundo | DW | 21.12.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Pentágono envía a Afganistán a cuatro reos de Guantánamo

El gobierno de Barack Obama decidió transportarlos a Kabul, en otro intento por cerrar la cárcel ubicada en Cuba.

El gobierno de Estados Unidos anunció este sábado (20.12.2014) que cuatro ciudadanos afganos que llevaban una década recluidos en Guantánamo fueron enviados a Kabul, en la medida más reciente que adopta la administración de Barack Obama en su intento por cerrar la cárcel ubicada en Cuba. Cuando asumió el cargo, el mandatario prometió que pondría fin a la prisión, pero no ha podido en gran parte por obstáculos impuestos por el Congreso.

Según un funcionario estadounidense, los hombres fueron transportados a Kabul durante la noche a bordo de un avión militar y entregados a las autoridades afganas, en la primera transferencia de este tipo al país azotado por una guerra desde el 2009. Los detenidos, calificados de “bajo nivel” por no ser considerados un riesgo para la seguridad de su país, estaban a la espera del traslado desde hace meses.

En una acción considerada por un alto funcionario estadounidense como una mejora en las relaciones con el nuevo presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, Washington siguió adelante con la transferencia luego de que Ghani la solicitara formalmente. Aún siguen en Guantánamo ocho ciudadanos afganos, algo que es rechazado transversalmente en Afganistán, donde no ven con buenos ojos esta situación.

Revisión de expedientes

Los cuatro hombres, identificados como Shawali Khan, Khi Ali Gul, Abdul Ghani y Mohammed Zahir, fueron detenidos ante las sospechas de que fueran miembros de los talibanes o de grupos armados asociados, aunque nunca se les probó nada. Con una serie de liberaciones recientemente, incluyendo la transferencia de seis prisioneros a Uruguay este mes, el número de detenidos de Guantánamo ha disminuido gradualmente a 132.

La liberación, para la que el Departamento de Defensa dijo haber aplicado un examen minucioso de los expedientes, se produce en momentos en que la mayoría de tropas estadounidenses se disponen a abandonar Afganistán para fin de año, pese a que insurgentes talibanes están intensificando la sangrienta campaña por restablecer su régimen islámico que se vino abajo durante la intervención militar apoyada por EE.UU. en el 2001.

DZC (Reuters, EFE, dpa)

Publicidad