Partido de Mandela obtiene su triunfo más débil en Sudáfrica | El Mundo | DW | 11.05.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

El Mundo

Partido de Mandela obtiene su triunfo más débil en Sudáfrica

El Congreso Nacional Africano obtuvo el 57,5 por ciento de los votos. La corrupción y el desempleo propiciaron una fuga de votos que favoreció a la izquierda.

La Comisión Electoral Independiente (IEC) de Sudáfrica proclamó oficialmente este sábado (11.05.2019) la victoria del Congreso Nacional Africano (ANC, por sus siglas en inglés) y del actual presidente, Cyril Ramaphosa, en las elecciones generales del pasado 8 de mayo, con un 57,5 por ciento del los votos. La ceremonia formal se realizó en Pretoria, dejando establecido que el escrutinio ya fue completado.

Desde que Sudáfrica inauguró su democracia en 1994, con el triunfo de Nelson Mandela, el ANC nunca había obtenido un triunfo tan flojo. Al antiguo movimiento de liberación le pasaron factura los escándalos de corrupción y los graves problemas del país, como la extrema desigualdad o el elevado desempleo (27 por ciento). En la oposición, la liberal Alianza Democrática (AD, de centro) se consolida como el segundo partido más importante, con un 20,77 por ciento de los votos.

El ANC nunca había obtenido menos del 60 por ciento de los votos. De esta fuga de partidarios se vio beneficiado Luchadores por la Libertad Económica (EFF), que con un discurso de izquierda sumó el 10,79 por ciento de las preferencias. La participación en las elecciones fue del 65,99 por ciento, la peor en unos comicios generales desde el fin del "apartheid”.

Esfuerzos por reconectar

"Hace 25 años, millones de personas ejercieron su derecho democrático a votar por primera vez. Con ello, pusieron al país firmemente en el camino de la libertad”, dijo Ramaphosa al conocerse los resultados oficiales. "Esta elección confirma que la libertad y la democracia reinan en Sudáfrica (…) Nuestra gente ha hablado y lo ha hecho clara y enfáticamente”, agregó.

Los expertos aseguran que la ascensión de Ramaphosa al poder a comienzos de 2018 -después de que Jacob Zuma (2009-2018) fuera obligado a dimitir- frenó una sangría de votos potencialmente mayor para el oficialismo. "Estos resultados muestran que la gente aprecia los esfuerzos hechos hasta ahora para reconectar”, dijo Jessie Duarte, vicesecretaria general del partido.

El 22 de mayo se reunirá la nueva Asamblea Nacional (Cámara baja) de mayoría oficialista -según los escaños repartidos proporcionalmente a los resultados del 8 de mayo- para votar a su vez al nuevo presidente sudafricano.

DZC (EFE, Reuters)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda