Panamá: migrantes irregulares mueren en la selva del Darién | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 11.04.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Panamá: migrantes irregulares mueren en la selva del Darién

El Darién es considerada una de las rutas de migrantes irregulares más peligrosas del mundo por ser una selva tropical y porque ahí colindan grupos del crimen organizado.

Tres hombres y una mujer murieron aparentemente ahogados en la selva del Darién, la frontera natural entre Colombia y Panamá, en medio del creciente flujo de migrantes irregulares que viajan hacia Norteamérica, informaron este sábado (10.04.2021) las autoridades panameñas.

El Servicio Nacional de Fronteras (SENAFRONT) dijo que las víctimas fallecieron "en las últimas semanas" cuando intentaban ingresar a territorio panameño a través de la selva, un área inhóspita que ahora vive el cambio de la estación seca a la lluviosa, haciendo aún más difíciles las condiciones en la zona.

El Darién es considerada una de las rutas de migrantes irregulares más peligrosas del mundo, no solo por sus características propias de una selva tropical -con ríos caudalosos y animales salvajes- sino porque ahí colindan grupos del crimen organizado. Esta jungla virgen de 575.000 hectáreas y sin vías de comunicación terrestres se ha convertido en paso obligado para la inmigración clandestina desde Sudamérica hacia Estados Unidos.

"Algunos migrantes que lograron ingresar a territorio panameño mostraron su preocupación, ya que otras personas que venían con ellos salieron hace más de diez días para tratar de atravesar las trochas darienitas para ingresar a Panamá por la frontera y aún no han logrado llegar a su destino", dijo el Servicio Nacional de Migración (SNM) de Panamá.

Cada año miles de grupos de migrantes irregulares movidos por traficantes de personas llegan a Panamá, en un flujo que ha generado crisis humanitarias en el istmo centroamericano en los últimos años. Se trata de familias enteras de personas haitianas, pero también asiáticas, africanas y cubanas, de acuerdo con las autoridades panameñas e internacionales, que también han informado de un aumento exponencial de la presencia de niñas y niños en estos grupos.

Ministerio Público investiga las muertes en zona selvática

"La Fiscalía Regional de Darién inició investigaciones por delito contra la vida e integridad personal, luego del hallazgo de 4 cadáveres de migrantes", informó, por su parte, el Ministerio Público en su cuenta de Twitter.

Los cuerpos de las personas migrantes fueron hallados en el río Turquesa, ubicado entre las comarcas indígenas Wargandí y Emberá, en la frontera selvática con Colombia. "Fueron cuatro hallazgos en tres ocasiones distintas durante la presente semana. Por el estado de descomposición no se puede aún determinar los sexos, pese a que todo parece indicar que se trata de tres hombres y una mujer", agregó a la agencia AFP el fiscal superior Julio Vergara.

En 2020 el flujo migratorio por esta zona descendió por la pandemia, pero ahora ha vuelto a incrementarse y amenaza con desbordar los centros de acogida. Durante el primer trimestre del 2021, más de 7.100 personas han atravesado esta selva, de los cuales casi dos tercios lo han hecho en marzo. La situación provocó que el 9 de abril la canciller panameña, Erika Mouynes, pidiera a su homóloga colombiana, Claudia Blum, un acuerdo bilateral para atender de manera controlada a los grupos de migrantes.

"Si no se actúa con celeridad y de forma coordinada" las cifras de migrantes que atraviesan el Darién "pueden ser difíciles de manejar", advirtió Mouynes, quien esta misma semana trató la crisis migratoria con el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken.

ama (efe, afp)

DW recomienda