Opinión: El Líbano votó por el extremismo | El Mundo | DW | 07.05.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Opinión: El Líbano votó por el extremismo

Hezbolá logra triunfar en las elecciones parlamentarias en el Líbano. Un resultado peligroso para toda la región, opina Kersten Knipp. El partido agravará la crisis en Medio oriente aún más.

La guerra siria, en la que el movimiento chiita libanés Hezbolá interfiere de manera desafortunada, transciende ahora en el Líbano. Los votantes libaneses opinan que, precisamente Hezbolá, podría ser capaz de controlar las consecuencias de esta guerra en su propio país. Según las primeras proyecciones, el "Partido de Dios" - traducción literal de "Hezbolá" - ha recibido junto con sus aliados más de la mitad de los escaños en el Parlamento libanés.

Kersten Knipp, editor de DW.

Kersten Knipp, editor de DW.

Los libaneses esperan que Hezbolá controle el caos generado en gran parte precisamente por sus propias milicias. Por ejemplo, el problema de los cerca de un millón y medio de refugiados sirios: alojamiento, alimentación y empleo. El Líbano, con sus aproximadamente seis millones de habitantes, no está para nada preparado para un número tan grande de refugiados. Últimamente, varias decenas de miles de sirios abandonaron el Líbano, pero el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados  duda de que los refugiados se hayan marchado voluntariamente.

Hezbolá celebra “gran victoria” en parlamentarias libanesas

Ciertamente, muchos libaneses votaron por Hezbolá con la esperanza de que el grupo chiita haga algo contra la desbocada corrupción del país. Sin embargo, los refugiados siguen siendo el problema principal. En ese sentido, los libaneses han encomendado las ovejas a un lobo. Porque la mayoría de los refugiados sirios no han abandonado su país por el Estado Islámico, sino para huir del régimen de Assad. Y, precisamente, Hezbolá envió a miles de combatientes al país vecino para constribuir a la victoria del presidente sirio.

Profesión preferida: combatiente. Miembros de Hizbolá en Beirut, noviembre de 2017.

Profesión preferida: combatiente. Miembros de Hizbolá en Beirut, noviembre de 2017.

Además, Hezbolá forma parte de otra oscura situación en Cercano Oriente. El partido es una criatura de Irán, que patrocina Hezbolá con 800 millones de dólares al año. Obviamente, Irán no sostiene a Hezbolá por razones altruistas. Con esa inversión, Irán se abre el camino hacia el enemigo principal: Israel.

Irán ha recuperado su fuerza a través del acuerdo nuclear. Ahora invierte en grandes proyectos en Cercano Oriente, sobre todo en la lucha contra Israel, también con la ayuda de Hezbolá.

Elecciones en Líbano: ¿Son los independientes una alternativa real?

Por lo tanto, los votantes libaneses se decidieron a favor de un partido que, hasta el momento, no ha destacado por su política exterior constructiva. Todo lo contrario: los desfiles del partido, en los que también participan niños con uniformes, hacen sospechar que este partido persigue un gran proyecto ideológico.

Algunos políticos israelíes ya han declarado que, a partir de ahora, para ellos el Líbano es sinónimo de Hezbolá. También se puede ver de esta manera: los libaneses se han convertido en rehenes de su mayor milicia. Para la región, su triunfo es una mala noticia.   

Autor: Kersten Knipp (GG/MS)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda

Publicidad