ONU acusa países de dificultar labor de supervisión de DDHH | El Mundo | DW | 13.09.2016
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

ONU acusa países de dificultar labor de supervisión de DDHH

El comisario de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Raad al Hussein, denunció a varios países, entre ellos, China, Corea del Norte, Eritrea, Estados Unidos, Etiopía, Filipinas, Rusia, Siria, Turquía y Venezuela.

Hasta el momento, el régimen en Damasco ha rechazado todas las solicitudes para la entrada de investigadores de derechos humanos de Naciones Unidas.

Hasta el momento, el régimen en Damasco ha rechazado todas las solicitudes para la entrada de investigadores de derechos humanos de Naciones Unidas.

Un número creciente de países obstaculiza la labor de observadores de los derechos humanos o de plano les niega la entrada con el argumento de que no deben inmiscuirse en sus asuntos internos, denunció hoy (13.09.2016) en Ginebra el comisario de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Raad al Hussein.

"Hay un modelo que está emergiendo y es el rechazo de un número creciente de Estados miembros a dar acceso a los enviados de la Oficina de Derechos Humanos de la ONU al país en general o a algunas regiones", denunció el alto comisionado al inaugurar una nueva sesión del Consejo de Derechos Humanos. "Calificamos de rechazo todas las demoras sin razón y las negociaciones prolongadas sin justificación. Dos semanas es un tiempo lo suficientemente amplio como para que las autoridades tomen una decisión", explicó el responsable de derechos humanos de Naciones Unidas.

China, caso extremo

A diferencia de ocasiones anteriores, Zeid citó con nombre propio a los países que se niegan de forma más grave a cooperar con la ONU, y mencionó a China como un caso extremo, ya que se le pide desde hace once años que autorice la entrada de una misión oficial.

El funcionario mencionó tmabién a Corea del Norte, Siria Turquía y Filipinas. También criticó al Gobierno de Estados Unidos por no permitir investigaciones sobre las denuncias de graves violaciones de los derechos humanos en el campo de detención en la base naval de Guantánamo, en Cuba. "Si nos deniegan la entrada, tenemos motivo para esperar lo peor", afirmó el Alto Comisionado de la ONU en un informe presentado con motivo de la inauguración, este martes, de la 33 asamblea anual del Consejo de los Derechos Humanos de la ONU.

El comisario de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Raad al Hussein

El comisario de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Raad al Hussein

Asesinato, deportación y destrucción

Al Hussein dijo que la ONU cuenta con informaciones sobre asesinatos arbitrarios, la deportación de civiles y la destrucción de localidades enteras en las regiones kurdas en el sureste de Turquía. Sin embargo, el Gobierno turco no les permite a los observadores de la ONU verificar las denuncias in situ, criticó Al Hussein.

En el caso de Turquía, señaló, el Consejo de Derechos Humanos ha creado una unidad de monitoreo especial. Países como Venezuela, Etiopía y Eritrea deniegan la entrada a expertos de la ONU para evaluar la situación de los derechos humanos.

Además, Rusia no permite la entrada de observadores en la anexionada península de Crimea, mientras que Israel deniega el acceso de observadores a los territorios palestinos. En todos esos países, el Consejo de Derechos Humanos recurre a declaraciones de testigos en el exterior y a "medios técnicos" como imágenes de satélite.

Pese a todas estas dificultades, Zeid advirtió que su oficina no cederá a los intentos por obstaculizar su trabajo: "Los Estados pueden expulsarnos, pero no nos callarán, ni nos impedirán ver lo que pasa.

FEW (dpa, EFE)


DW recomienda

Publicidad