1. Ir al contenido
  2. Ir al menú principal
  3. Ir a más sitios de DW

Olaf Scholz y la responsabilidad internacional de Alemania

Sabine Kinkartz
11 de agosto de 2021

Pandemia, refugiados, relaciones con Rusia: ¿cómo abordaría estos asuntos Olaf Scholz, si se convierte en canciller de Alemania? DW entrevistó al candidato socialdemócrata a la jefatura de gobierno.

https://p.dw.com/p/3yrQm
Italien Venedig Bundesfinanzminister Olaf Scholz
Imagen: ANDREAS SOLARO/AFP

Su partido, el socialdemócrata (SPD), va tercero en las encuestas, tras la Unión Demócrata Cristiana (CDU) y Los Verdes. Pero Olaf Scholz se muestra combativo. "Quiero ser canciller, de eso se trata”, dice el actual ministro de Finanzas, en entrevista con la redactora en jefe de DW, Manuela Kasper-Claridge y el presentador Jafaar Abdul Karim.

Para lograrlo, la curva ascendente de popularidad del SPD tendría que mantenerse hasta las elecciones generales alemanas del 26 de septiembre. Solo si supera a Los Verdes, Scholz podría tener opción de formar gobierno. "Es importante tener principios claros”, dice el candidato a canciller. "Entre los míos se cuenta, por ejemplo, el reconocimiento de la responsabilidad alemana en el marco de la alianza transatlántica de la OTAN”.

Opciones de coalición

No es casual que Scholz mencione su lealtad a la OTAN. Esta restringe considerablemente el abanico de posibilidades de formar coaliciones. De acuerdo con las últimas encuestas, matemáticamente los resultados alcanzarían para formar una alianza de gobierno con el SPD, Los Verdes y el partido La Izquierda. Pero este último considera que la OTAN es anacrónica y quisiera disolverla.

En las reflexiones sobre posibles coaliciones, Scholz considera importante destacar que el SPD descarta del todo la opción de "formar gobierno con ayuda de la AfD” (el partido de populista de extrema derecha Alternativa para Alemania). Pero dijo que su objetivo final sería derrocar a los conservadores de Merkel.

La redactora en jefe de DW, Manuela Kasper-Claridge (centro) y el presentador Jafaar Abdul Karim (izqda.), en entrevista con el candidato socialdemócrata alemán Olaf Scholz.
La redactora en jefe de DW, Manuela Kasper-Claridge (centro) y el presentador Jafaar Abdul Karim (izqda.), en entrevista con el candidato socialdemócrata alemán Olaf Scholz.Imagen: DW/R. Oberhammer

Distribución mundial de vacunas

El próximo gobierno alemán deberá enfrentar múltiples problemas, comenzando por el del COVID-19. El país habrá destinado 400 mil millones de euros hasta fines de 2022 para combatir los perjuicios económicos de la pandemia. Con éxito, según subraya Scholz. "Estamos viendo ahora una buena reactivación”.

Menos positivo es el panorama en muchos otros países del mundo. La pandemia ha agudizado dramáticamente los desequilibrios sociales. Scholz subraya que Alemania tienen una responsabilidad internacional y la asume. Indica que las capacidades de producción de vacunas se ampliarán de modo que haya suficiente disponibilidad. Y hace notar que, además, se han puesto miles de millones a disposición de organismos internacionales para que puedan respaldar a los países más pobres para conseguir vacunas. "No falta disposición a entregar dinero",  asegura.

Claro que ese dinero también debe utilizarse ahora para impulsar la campaña de vacunación, dice. "Debe ser organizada por todos aquellos que tienen la responsabilidad en el ámbito internacional y por los países en cuestión, para que las vacunas lleguen a las ciudadanas y ciudadanos del sur global”. Para el candidato socialdemócrata no es algo obvio: "Actualmente me preocupa mucho que esto no esté tan bien organizado y no resulte”.

Política de asilo

Otro desafío del futuro gobierno alemán será el tema de los migrantes y peticionarios de asilo. Scholz tiene una opinión clara al respecto: "Existen reglas legales precisas acerca de quién puede buscar refugio aquí”, dice, refiriéndose a las causales para pedir asilo. Agrega que no todos los migrantes pueden permanecer en Alemania, sobre todo los que hayan delinquido. "Alguien que comete graves delitos no puede contar con poder permanecer aquí”, afirma.

Scholz no ve actualmente posibilidades de enviar de regreso a las más de 800.000 personas que huyeron de Siria. En lo tocante a ese grupo, considera que la "principal tarea” es velar por su incorporación a la sociedad. Eso implica que obtengan capacitación y puedan desempeñarse en un trabajo.

A su juicio, Alemania no solo tiene responsabilidad por los fugitivos que han llegado al país. "Desde mi punto de vista, también tenemos una responsabilidad para con aquellos que han encontrado amparo en otros lugares del mundo, a menudo en países que no son gobernados de la forma en que quisiéramos en Alemania, pero que por lo pronto ofrecen seguridad y protección”.

En países receptores de África, Asia y Sudamérica debe haber perspectivas para los refugiados, y Alemania debería "sentirse corresponsable” de eso, dice. "No podemos concentrarnos siempre en decir que los problemas solo se vuelven candentes cuando alguien toca a nuestra puerta".

Relaciones con Rusia

También Rusia fue tema en esta entrevista. ¿Cuál es la postura que Scholz asumiría ante Putin, si llegara a ser canciller? Indica que siempre ha habido conversaciones con Rusia. Pero puntualiza que es "correcto que Alemania actúe en conjunto con otros”. A su juicio, Europa y Rusia deben volver a ceñirse a los criterios de la Conferencia sobre Seguridad y Cooperación en Europa (CSCE). "Entre ellos se cuenta también el claro compromiso de que en Europa las fronteras no pueden ser modificadas por la fuerza”.

"Lo que necesitamos es una nueva ‘Ostpolitik' (política hacia el Este)”, afirma Scholz, puntualizando que Rusia debe aceptar que "rige el imperio de la ley, y no la ley del más fuerte”.

(er/cp)