OCDE reduce pronóstico de crecimiento para Alemania | Europa al día | DW | 06.03.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa al día

OCDE reduce pronóstico de crecimiento para Alemania

La economía en Alemania aumentará este año un poco menos de lo esperado, según se desprende del informe publicado este miércoles (06.03.2019) por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

El organismo internacional integrado por 37 países más industrializados del mundo espera para el 2019 un crecimiento del 0,7 por ciento. Por lo tanto, el producto interno bruto (PIB) en la mayor economía europea aumentará sólo la mitad que en 2018. Anteriormente, los economistas habían previsto una subida del 1,4 por ciento.

En tanto, para el 2020 se espera un incremento de la economía de un 1,1 por ciento, de acuerdo con las estimaciones de la OCDE. Según los indicadores económicos, la coyuntura económica de la eurozona en su conjunto se ha enfriado significativamente, por lo que los expertos estiman que el crecimiento será del 1 por ciento en 2019, en lugar del 1,8 por ciento pronosticado en noviembre.

La OCDE apunta que los motivos de la desaceleración se deben, entre otros, a una economía mundial más débil, de la que Alemania es particularmente dependiente. Los expertos también se remiten a la situación actual en China. En la segunda mayor economía mundial hay temores de que la desaceleración económica pueda continuar.

La razón de este escepticismo son los numerosos conflictos comerciales. "Las restricciones comerciales introducidas el año pasado están obstaculizando el crecimiento, la inversión y los estándares de vida, especialmente para los hogares de bajos ingresos", señala el informe.

La OCDE también menciona el alto nivel de incertidumbre política y la inminente salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE). "Una salida desordenada aumentaría significativamente el costo de las economías europeas", señala el informe. Sobre todo el Reino Unido se vería afectado directa y severamente, pero también el resto de las economías europeas porque el Reino Unido es un importante socio comercial, agrega.

Los expertos también citan una serie de factores que frenan la desaceleración económica mundial, por ejemplo los mercados laborales estables y el aumento de los salarios. Además, hay indicios de que los principales bancos centrales han frenado un aumento de sus tasas de interés, lo que ha ayudado a una recuperación de las condiciones del mercado financiero, tanto de las economías desarrolladas como de las emergentes. (dpa)

DW recomienda