Obama amplía ataques a Siria: ″Destruiremos a EI dondequiera que esté″ | El Mundo | DW | 11.09.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Obama amplía ataques a Siria: "Destruiremos a EI dondequiera que esté"

La víspera del aniversario de los ataques del 11-S, el presidente de EE.UU. propuso entrenar y armar a rebeldes sirios moderados en su lucha contra Estado Islámico y llamó al Congreso a aprobar la iniciativa.

El presidente de Estados Unidos Barack Obama anunció que su país liderará una coalición internacional que perseguirá "donde quiera que esté" a Estado Islámico (EI), con el objetivo de destruirla, por lo que Washington ampliará a Siria sus ataques aéreos contra esta milicia terrorista. Para ello, Obama se dijo dispuesto a entrenar y armar a los rebeldes sirios moderados y llamó al Congreso a aprobar tal plan.

"Nuestro objetivo es claro: Diezmaremos y, en última instancia, destruiremos al Estado Islámico a través de una estrategia antiterrorista integral y sostenida", anunció Obama en un discurso a la nación en hora de máxima audiencia televisiva, donde señaló que "como comandante en jefe, mi máxima prioridad es la seguridad de los estadounidenses". Para lograr ese objetivo, Estados Unidos y sus aliados llevarán a cabo una campaña antiterrorista "firme y sin descanso" con el fin de "sacar a Estado Islámico de donde quiera que estén, utilizando nuestro poder aéreo y nuestro apoyo a las fuerzas aliadas sobre el terreno".

Fuentes del Pentágono, sin embargo, señalaron que todavía no hay un fecha concreta para el comienzo de los ataques aéreos contra los yihadistas en Siria.

Apoyo a fuerzas iraquíes y kurdas

Washington también enviará 475 tropas a Irak para apoyar y equipar a las fuerzas iraquíes y kurdas en su lucha contra el Estado Islámico. El presidente prometió a sus compatriotas que, a diferencia de lo que ocurrió en las guerras de Irak y Afganistán, en esta campaña antiterrorista Estados Unidos no desplegará tropas de combate sobre el terreno.

La estrategia será similar a la que lleva a cabo desde hace años en Yemen y Somalia, donde Estados Unidos ha lanzado ataques selectivos con aviones no tripulados contra grupos terroristas, explicó Obama, en un discurso pronunciado un día antes de la conmemoración de decimotercer aniversario de los atentados terroristas del 11 de septiembre de 2001.

La sombra del 11-S

Obama reconoció que más de una década después de los atentados del 11-S, la amenaza terrorista sigue presente. "No podemos borrar cada huella del mal y pequeños grupos de asesinos pueden hacer mucho daño. Ese fue el caso antes del 11 de septiembre y continúa siendo verdad ahora", dijo Obama.

El presidente aseguró además que el Estado Islámico no tiene nada de "islámico" porque "ninguna religión perdona el asesinato de inocentes y la gran mayoría de las víctimas de EI han sido musulmanes". Estado Islámico es "una organización terrorista, pura y simplemente", añadió Obama, quién recordó que "ejecuta a sus prisioneros; mata niños; esclaviza, viola y obliga a mujeres a casarse". Y como muestra de su barbarie, recordó la reciente decapitación de los periodistas estadounidenses Steve Sotloff y James Foley, en sendos videos difundidos vía Internet por EI.

Asunto de seguridad nacional

Obama advirtió que EI supone no sólo una amenaza para la población de Irak y Siria, sino para todo el Medio Oriente, incluidos ciudadanos, personal e instalaciones estadounidenses en la región. Y advirtió de que el Estado Islámico podría suponer una amenaza más allá de la región e incluso en Estados Unidos. "Si amenazas a Estados Unidos, no podrás refugiarte en ningún lugar seguro", añadió el presidente, quién reconoció que la lucha contra el Estado Islámico no será fácil ni corta: "Llevará tiempo erradicar un cáncer como el Estado Islámico", dijo Obama, quién se mostró convencido de que "los valores que defendemos (...) perdurarán mucho después de que aquellos que solo ofrecen odio y destrucción hayan desaparecido de la faz de la tierra".

El discurso de esta noche de miércoles (10.09.2014) había levantado mucha expectación en Estados Unidos, después de que Obama anunciara el fin de semana que el explicaría a la nación su estrategia para luchar contra el Estado Islámico. Obama había sido muy criticado por los republicanos después de reconocer en una rueda de prensa a finales de agosto que Estados Unidos no tenía todavía una estrategia para luchar contra los yihadistas del Estado Islámico.

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano John Boehner, criticó esta noche el discurso de Obama, por considerar que no contiene una estrategia suficiente para destruir rápidamente la amenaza del EI. En cambio, el ex candidato presidencial republicano Newt Gingrich, un conservador habitualmente duro con Barack Obama, se refirió al mensaje del presidente sobre la expansión de los ataques aéreos contra el grupo terrorista a Siria como un "discurso firme".

rml (dpa/dradio)

DW recomienda

Publicidad