Nuevo ministro de Merkel: “El islam no pertenece a Alemania” | Alemania | DW | 16.03.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Nuevo ministro de Merkel: “El islam no pertenece a Alemania”

Horst Seehofer, nuevo titular de Interior, afirmó que el país está “marcado por el cristianismo”, aunque “obviamente” los musulmanes sí son parte de Alemania.

Desmarcándose de la posición que defiende la canciller Angela Merkel, el nuevo ministro del Interior germano, el socialcristiano Horst Seehofer, aseguró este viernes (16.03.2018) en entrevista con el diario Bild, que el "islam no pertenece a Alemania”. Ya durante la pasada legislatura, Merkel y Seehofer tuvieron fuertes discrepancias en varios asuntos, especialmente en el manejo de la crisis migratoria.

"No, el islam no pertenece a Alemania. Alemania está marcada por el cristianismo", dijo Seehofer, de 68 años y jefe de la Unión Socialcristiana (CSU) de Baviera, a una pregunta sobre una frase del expresidente alemán Christian Wulff que luego fue asumida por Merkel. Sin embargo, Seehofer agregó que los musulmanes que viven en el país "obviamente si pertenecen a Alemania".

"Eso naturalmente no significa que por falsa condescendencia debamos renunciar a nuestras costumbres típicas", agregó el dirigente del partido hermano de la Unión Cristianodemócrata de la canciller. Seehofer recordó que las tradiciones cristianas incluyen "los domingos festivos, los días de fiesta de la Iglesia y rituales como Pascua y Navidad”, todos ellos centrales en la cultura del país.

Busca dialogar

La frase "el islam es parte de Alemania” la dijo Wulff en 2010, y la canciller Merkel la ha repetido varias veces y hecho propia, al punto que hoy se asocia más con ella que con el expresidente alemán. Para Seehofer esto no es tan claro, y sugirió que se debería discutir con los musulmanes sobre los problemas que han detectado ellos en su camino a la integración en Alemania.

"Tenemos que sentarnos con las asociaciones musulmanas en una mesa y buscar un diálogo”, dijo el dirigente. "Mi mensaje es: los musulmanes deben vivir con nosotros, no junto a o contra nosotros. Para ello, necesitamos una comprensión mutua y respeto. Eso solo es posible cuando se dialoga”, explicó el ministro, quien también adelantó que buscará crear las condiciones para que los solicitantes de asilo cuya petición ha sido rechazada, sean expulsados más rápido del país.

DZC (EFE, dpa)

DW recomienda

Publicidad