“Los islamistas y los extremistas de derechas polarizan a la sociedad” | Alemania | DW | 08.03.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Sociedad

“Los islamistas y los extremistas de derechas polarizan a la sociedad”

Hay muchas diferencias ideológicas entre los islamistas y la ultraderecha. Pese a ello, comparten algunas convicciones y sus estrategias se parecen, según la investigadora Julia Ebner.

DW: Señora Ebner, en su libro describe a islamistas y extremistas de derechas como dos caras de una misma moneda. ¿Qué tienen ambos grupos en común?

Julia Ebner: A ambos grupos los une la convicción de que hay un conflicto entre "Occidente" y "el Islam”, o entre las culturas y las "razas". Ambos cultivan teorías de la conspiración antisemitas, e incluso tienen concepciones muy parecidas sobre el papel de la mujer y de la familia. Ambos quieren dar marcha atrás en los progresos sociales modernos y volver a una supuesta sociedad mejor. Las teorías de la conspiración de ambos grupos apuntan al papel de las élites globales. Además, tanto unos como otros hablan de forma dramática sobre la "invasión de los extranjeros": los islamistas respecto del dominio occidental en el Medio Oriente y los ultraderechistas sobre la inmigración en países occidentales.

Los nacionalsocialistas tuvieron buenas relaciones con líderes espirituales islámicos; ejemplo de ello es el conocido vínculo entre Hitler y Amin al-Hussein, muftí de Jerusalén.  ¿Hubo oportunidades posteriores de colaboración?

Solo ocasionalmente. No obstante, en algunos grupos de extrema derecha hay casi una idealización de los yihadistas. A estos derechistas les fascina la idea del martirio. El neonazi estadounidense Andrew Anglin, por ejemplo, se inspiró en las estructuras del grupo chií Hezbolá. Compromiso público y social: islamistas y ultraderechistas están vinculados por esto.

Julia Ebner Extremismusforscherin (privat)

La investigadora sobre extremismos Julia Ebner

¿Qué causas políticas y sociales a escala global están detrás de la génesis tanto del islamismo como del extremismo derechista?

En los últimos años el mundo ha vivido toda una serie de crisis. Muchos, tanto en el mundo Occidental como en el Medio Oriente, sienten que han sido abandonados. Esto ha generado frustración. Especialmente jóvenes activistas que se habían esforzado de cara al futuro. Además, en mi opinión, la percepción de un gran conflicto entre Este y Oeste se ha consolidado con mucha fuerza en las jóvenes generaciones tras los ataques en Nueva York de septiembre de 2001. Los "posmillenials" han crecido con este sentimiento. Es la generación que se convirtió en el primer objetivo de la propaganda del Estado Islámico. La mayoría de los que desde Europa se marcharon a combatir junto a los yihadistas en el Medio Oriente tenían entre 18 y 24 años.

Usted también compara la estrategia de ambos grupos. ¿En qué se parecen?

En el plano estratégico, ambos intentan polarizar a la sociedad. Mediante la aceleración de los conflictos consiguen reforzar las posiciones más radicales. Mientras que las redes nazis hablan de un "Día X" en el que llegará una guerra de "razas" o culturas, los islamistas hablan de un mito del "fin de los tiempos" en el que se producirá una confrontación entre musulmanes e infieles. Podemos reconocer símbolos comunes en ambas narrativas.

¿Qué se puede hacer contra estos discursos?

En el trabajo de prevención ha habido experiencias muy exitosas en las que se confrontan diferentes posturas e incluso se incluye a un antiguo extremista para facilitar un diálogo constructivo. También es muy útil saber describir adecuadamente las desastrosas consecuencias políticas de estas opciones.

Una de las grandes preocupaciones de la población en Alemania es la llegada de grandes números de refugiados y migrantes, 800.000 personas solo en 2015. ¿Cómo calmar estos miedos de la sociedad?

Muchas preocupaciones son absolutamente legítimas. Hay que reconocer abiertamente que nos dirigimos hacia unas sociedades más plurales. Hay muchas soluciones creativas para problemas que aparentemente no tienen solución. Por ejemplo, podemos mostrar lo que los migrantes pueden aportar a los diferentes sectores de la sociedad. Pero lo más importante es abordar y debatir estos miedos abiertamente.

*Julia Ebner es investigadora en extremismo y terrorismo y trabaja para el londinense Institute for Strategic Dialogue. Es autora del libro "Ira. Lo que los islamistas y los extremistas de derechas hacen con nostros".

Autor de la entrevista: Kersten Knipp (EAL/VT)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube |  

DW recomienda