Nueva jornada de violencia deja decenas de muertos en Egipto | El Mundo | DW | 16.08.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Nueva jornada de violencia deja decenas de muertos en Egipto

Enfrentamientos armados en distintas ciudades del país hacen temer una escalada que podría terminar en una guerra civil.

El “Día de la Ira” convocado por los Hermanos Musulmanes este viernes en Egipto dejó medio centenar de muertos solamente en El Cairo, según reportes de las autoridades. En la ciudad se oyeron enfrentamientos con armas automáticas, incrementando el temor a que se produzca una guerra civil en la nación más poblada del mundo árabe.

Las fuerzas de seguridad están autorizadas por el gobierno interino instaurado por las fuerzas armadas para utilizar balas reales en la represión de las manifestaciones de los islamistas. Este viernes (16.08.2013), helicópteros militares volaban a baja altura para vigilar los movimientos de unos 20.000 seguidores del depuesto mandatario Mohamed Mursi, reunidos en la Plaza Ramsés.

Ver el video 01:51
Now live
01:51 minutos

Egipto: viernes de ira

La agencia de noticias Reuters informó de enfrentamientos en las afueras de una estación de la policía atacada por una turba, al tiempo que en otras zonas de El Cairo fueron vistos sujetos portando armas entre las filas de los Hermanos Musulmanes. En la Plaza Ramsés fue aclamada la llegada de vehículos transportando a hombres armados.

Hermanos Musulmanes llaman a más protestas

“Tarde o temprano moriré. Mejor morir (luchando) por mis derechos que en mi cama. Las armas ya no me asustan más”, dijo Sara Ahmed, una directora de negocios de 28 años, quien se unió a una marcha de miles de manifestantes desde el noreste hacia el centro de El Cairo. “No se trata de los Hermanos Musulmanes, se trata de derechos humanos”, aseguró.

Un funcionario de seguridad dijo que 24 policías murieron y que 15 comisarías fueron atacadas desde el jueves, lo que ilustra la escalada de violencia. La prensa estatal, en tanto, ha endurecido su retórica contra los Hermanos Musulmanes. En la televisión, un anuncio aseguraba que “Egipto lucha contra el terrorismo”. Las posibilidades de superar la crisis parecen diluirse con estas acciones y con la decisión de los seguidores de Mursi de seguir manifestándose la próxima semana.

“Las manifestaciones continuarán todos los días en los mismos lugares y en todas las provincias de Egipto hasta que terminemos con el golpe de Estado”, escribió en Twitter Gehad al-Haddad, un portavoz de la agrupación islamista. Este viernes, en todo el país, se contaba un centenar de fallecidos y varios cientos de heridos en los enfrentamientos surgidos tras las manifestaciones.

El desalojo de los campamentos montados por los Hermanos Musulmanes ha elevado el malestar de un sector de la ciudadanía. El movimiento islamista dijo mediante un comunicado que “los responsables del golpe perdieron la cabeza, las normas y los principios”. Mustafa Ibrahim, un hombre de 37 años que marchaba por la ciudad, dijo que “la gente quiere al carnicero ejecutado”. Se refería al comandante del Ejército, general Abdel Fattah al-Sisi, que derrocó a Mursi tras masivas manifestaciones callejeras contra el Gobierno.

DZC (Reuters, dpa)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema

Publicidad