Egipto: gobierno autoriza armas de fuego para reprimir protestas | El Mundo | DW | 15.08.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Egipto: gobierno autoriza armas de fuego para reprimir protestas

Ejecutivo acusa a Hermanos Musulmanes de tener planes criminales para “demoler los pilares del Estado”. Obama condenó violencia contra civiles.

Mediante un mensaje difundido por la televisión estatal este jueves (15.08.2013), el Gobierno de Egipto ha anunciado que las fuerzas de seguridad están autorizadas para usar fuego real y reprimir así cualquier nueva protesta contra el régimen, especialmente cuando haya intentos de ingresar a instalaciones del Gobierno o de las fuerzas de seguridad.

El anuncio fue dado a conocer luego de que un grupo de manifestantes islamistas prendiesen fuego a un edificio público en la capital, El Cairo. Asimismo, el Gobierno interino instalado por las fuerzas armadas tras el golpe de Estado que derrocó al presidente Mohamed Mursi, aseguró que hará frente a todos los “actos terroristas” que cometan los seguidores de los Hermanos Musulmanes, grupo que –a juicio del Ejecutivo– tiene un “plan criminal para demoler los pilares del Estado”.

Ver el video 02:01
Now live
02:01 minutos

La violencia no cesa en Egipto

También se acusa a ese grupo de intentar “apoderarse de armas y cortar caminos para sembrar el caos”, por lo que el rol de las autoridades es “proteger al país e impedir ataques contra la ciudadanía”. El Ejecutivo añadió que está dispuesto a dialogar con todas las fuerzas e iniciar un “proceso político inclusivo”, aunque ha advertido que solamente se incluirá a quienes no estén relacionados con actos de violencia.

Obama condena violencia

El gobierno también anunció que el toque de queda impuesto el miércoles 14 de agosto será levantado si la situación de seguridad mejora, y reiteró su intención de cumplir el plan de transición trazado tras el derrocamiento de Mursi, el que estipula la realización de elecciones presidenciales y democráticas, así como una reforma de la Constitución.

Cifras entregadas por el Ministerio de Salud hablan de un total de 578 muertos en las jornadas de violencia, así como de miles de otras que resultaron heridas, en la jornada más sangrienta que recuerde la historia moderna del país árabe más poblado del mundo. Los Hermanos Musulmanes, sin embargo, afirman que el número de muertos es mucho mayor.

En Estados unidos, en tanto, el presidente Barack Obama hizo un alto en su descanso por vacaciones e informó que su país suspendería un ejercicio militar conjunto con Egipto, en señal de malestar por la violencia aplicada en el país. “Estados Unidos condena fuertemente los pasos que han tomado el Gobierno interino y las fuerzas de seguridad de Egipto. Deploramos la violencia contra los civiles”, dijo Obama.

DZC (Reuters, Europa Press, EFE)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema

Publicidad