Negociaciones de libre comercio, pese al espionaje | Europa | DW | 29.10.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Negociaciones de libre comercio, pese al espionaje

La Unión Europea quiere proseguir las negociaciones de libre comercio con EE.UU., pese al escándalo de espionaje de la NSA. Merkel tampoco se opone. El presidente del Parlamento Europeo, en cambio, propone una pausa.

La indignación por las actividades de espionaje de los servicios secretos estadounidenses es una cosa, y los negocios, otra muy diferente. La canciller alemana, Angela Merkel, dejó en claro tras la última cumbre de la Unión Europea que las negociaciones de libre comercio con Washington deben continuar, pese al escándalo de la NSA. Los demás gobernantes de la UE comparten esa opinión.

El portavoz de Merkel reafirmó este lunes que el libre comercio es más importante que la molestia por los celulares “pinchados”, si bien en Berlín también hubo algunos partidarios de congelar las conversaciones con Estados Unidos.

Proyecto prioritario

Dichas negociaciones apuntan a lograr un amplio acuerdo de libre comercio, que ha de impulsar el crecimiento económico a ambos lados del Atlántico y que podría sellarse ya a fines del año entrante.

Tanto la Comisión Europea como el Parlamento Europeo han calificado tal acuerdo como uno de sus proyectos más importantes. El eurodiputado cristianodemócrata Christian Ehler, quien dirige el grupo parlamentario europeo-estadounidense, dijo a DW: “Creo que no deberíamos suspender las negociaciones. Nos meteríamos un autogol. Están en juego miles de millones, en oportunidades para las economías de ambas partes. Por qué habríamos de castigarnos a nosotros mismos, por un asunto que no está directamente relacionado?”

Pausa de reflexión

Martin Schulz.

Martin Schulz.

Pese a ser también partidario de un tratado que elimine trabas comerciales, el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, propone en cambio una pausa, en vista del escándalo de espionaje. “Si el asunto continúa y salen más informaciones a la luz, me temo que aquellos que están sustancialmente en contra de un acuerdo de libre comercio se vuelvan una mayoría. Por eso, mi recomendación es detenernos un momento y debatir cómo podemos evitar que eso ocurra. Eso corresponde a los intereses de Estados Unidos y a los nuestros”, dijo Schulz durante la última cumbre europea. Y agregó que cabe esperar de los estadounidenses que por lo menos no espíen a los miembros de la Comisión Europea y de la delegación de la UE con los que desean negociar.

Christian Ehler considera que esa desconfianza es exagerada. “Se trata simplemente de negociaciones. Ambas partes conocen las posiciones de la otra y tratan de llegar a acuerdos. No tengo demasiados temores de que pudiéramos tener desventajas tácticas”, dijo el europarlamentario a DW.

Protección de datos

Christian Ehler, CDU.

Christian Ehler, CDU.

También los acuerdos sobre protección de datos en el tráfico de mercaderías y en el comercio en Internet formarán parte del tratado de libre comercio. Los europeos tienen al respecto otra idea que su contraparte. “Al hablar del intercambio de datos en el ámbito económico, tenemos pensar seriamente si creamos un espacio libre, sin condiciones. Porque sabemos que los datos de clientes que van a parar a manos de empresas estadounidenses son utilizados para elaborar perfiles y para fines de inteligencia”, indicó Ehler.

El asunto es cómo deberá actuar en el futuro Europa con consorcios como Google, Facebook o Amazon, que entregan datos de sus clientes a los servicios secretos estadounidenses. Entre los miembros de la UE se llevan a cabo actualmente negociaciones internas sobre un reglamento básico de protección de datos, que debería estar listo el año próximo pero aún es objeto de controversias. Alemania quisiera establecer estándares relativamente altos, mientras que Gran Bretaña e Irlanda quisieran tener la menor cantidad posible de trabas para las empresas.

Por lo pronto, no hay una fecha definida para continuar las negociaciones transatlánticas. La ronda que originalmente estaba prevista para comienzos de octubre fue suspendida por los estadounidenses debido a la crisis presupuestaria que paralizó por unos días buena parte de la administración. Según el encargado norteamericano, Michael Froman, ahora que el gobierno tiene nuevamente liquidez, las conversaciones han de reanudarse lo antes posible, probablemente en noviembre, en Bruselas.

DW recomienda

Publicidad