Mundial 2014: Pelé ya ve a Brasil en la final | Los campeones mundiales | DW | 07.12.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Los campeones mundiales

Mundial 2014: Pelé ya ve a Brasil en la final

Conmoción y temor en Uruguay, felicidad en Argentina y regocijo en Brasil. El sorteo de los grupos del Mundial trajo toda suerte de reacciones en América Latina.

Todavía no terminaban de armarse los grupos y Argentina ya celebraba. Probablemente nunca más la Albiceleste tendrá tanta suerte en el sorteo de grupos de una Copa del Mundo. Y la felicidad era casi completa, pues las ciudades donde el equipo de Lionel Messi saldrá a jugar son Río de Janeiro, Belo Horizonte y Porto Alegre, en la zona sur de Brasil. Esto ayudará a evitar largos y tortuosos desplazamientos al equipo argentino.

Sumemos a eso que Bosnia, Irán y Nigeria suponen rivales abordables para Argentina, sobre todo teniendo en mente que los más complicados podrían ser los africanos, y con ellos la historia juega a favor de los dirigidos por Alejandro Sabella: ambos equipos se han enfrentado tres veces en Mundiales, y las tres veces el triunfo se ha quedado con los sudamericanos. "Esto está bien en todos los aspectos", dijo Sabella al conocer el resultado del sorteo.

Pánico en Montevideo

Mientras los argentinos ya se ven en la siguiente ronda, al otro lado del Río de la Plata hay terror en su estado más puro. "El grupo de la muerte" es un concepto que se repite en Uruguay, donde los resultados de la composición de los grupos no dejó contentos a los fanáticos. Los charrúas, el equipo que en 1950 dio la gran sorpresa al derrotar a Brasil en la final del Mundial en el mismísimo estadio Maracaná, debe enfrentar a Italia, Inglaterra (ambos excampeones) y a Costa Rica. Un verdadero grupo de la muerte, sobre todo considerando que Uruguay es también un excampeón mundial.

Alcides Ghiggia (derecha), veterano jugador del Mundial de 1950, vio cómo Uruguay quedó en el grupo de la muerte.

Alcides Ghiggia (derecha), veterano jugador del Mundial de 1950, vio cómo Uruguay quedó en el grupo de la muerte.

Como si eso ya no fuera lo suficientemente malo, la Celeste además debe jugar dos partidos en Natal y Fortaleza, en el norte de Brasil. Es decir, desplazamientos, viajes y calor. El grupo lo completa Costa Rica, cuyo entrenador no parece temerle a nada, ni siquiera a los tres equipos con los que tendrán que verse las caras. "No tememos a nadie. Al final tenemos que salir y jugar con todos”, dijo Jorge Luis Pinto, el director técnico tico. Ni siquiera el hecho de que se enfrentará a planteles que suman entre todos siete títulos mundiales atemoriza a Pinto.

Brasil sueña con el título

El local Brasil muestra respeto por sus rivales en el Grupo A, pero también exhibe una necesaria cuota de confianza. "Hay grupos más difíciles que el nuestro, como por ejemplo el Grupo D", aseguró el entrenador Luiz Felipe Scolari. Él prefiere concentrarse, por ahora, en los rivales de la primera fase. "Croacia juega un muy buen fútbol, Camerún tiene buenos registros y México es un rival histórico", comentó Scolari tras el sorteo.

Pelé, la máxima estrella de la historia del fútbol brasileño, confía en que Brasil sumará su sexta corona mundial en el torneo y podrá olvidar el trauma de haber perdido la Copa del Mundo de 1950 en su propia casa. "Creo que Brasil llegará a la final. Cuando perdimos la final en el Maracaná, mi papá lloró", recordó Pelé, antes de añadir la cuota combativa a la historia: "No quiero que mis hijos me vean llorar el próximo año".

Chile repite con España

También el delantero mexicano Luis Montes hubiera querido usar el concepto de "grupo de la muerte" para referirse a los rivales de México, pero el título ya lo obtuvo el Grupo D. Así que Montes se conforma con decir que contra Brasil, Croacia y Camerún, “el Tri” la tendrá complicada. "Es un grupo muy difícil, pero debemos pensar en nosotros y no en el grupo. Si trabajamos bien, tenemos una opción de seguir adelante en el torneo. Para ello, debemos trabajar durísimo".

El histórico Cafú también participó en el sorteo.

El histórico Cafú también participó en el sorteo.

Difícil es también el panorama para los chilenos. Además de chocar en el mismo grupo con los actuales campeones del mundo, deberán enfrentar a los vicecampeones de Sudáfrica 2010: Holanda. Australia cierra el cuarteto del Grupo B, donde los dirigidos por Jorge Sampaoli no la tendrán nada de fácil. "Es un grupo complicado", reconoció el técnico, en su estilo habitualmente sobrio. Igual se envalentonó para acicatear a sus hombres ante los 188 días que faltan para el comienzo del Mundial: "Estamos llenos de esperanza, y pese al resultado del sorteo, nos alegra jugar contra esa clase de rivales".

Choque de viejos conocidos

Colombia tiene un grupo un poco menos espectacular: Grecia, Costa de Marfil y Japón componen el camino que deberán enfrentar los amarillos. No se trata de monstruos del fútbol, pero en Colombia no quieren sentirse superiores a nadie, advierte el entrenador José Pekermann. "Este es un grupo equilibrado. Tenemos que pensar que enfrentaremos a equipos de Europa, África y Asia con distintas cualidades".

Honduras y Ecuador deberán jugar con Suiza y Francia. Buenos recuerdos para Honduras, al menos, que en el Mundial de 2010 obtuvo un empate con los suizos. Pero la emoción del grupo estará dada por el choque de otros dos viejos conocidos: precisamente Honduras y Ecuador. El entrenador colombiano Reinaldo Rueda tendrá su corazón dividido. Hoy dirige a Ecuador, pero está nacionalizado hondureño y con los centroamericanos llegó al Mundial de Sudáfrica 2010.

DW recomienda

Publicidad