Mundial 2014: ″La mayoría de las entradas es para los hinchas″ | Deportes | DW | 20.08.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Mundial 2014: "La mayoría de las entradas es para los hinchas"

Este martes se inició la venta de entradas para el Mundial de Brasil. Un poco más de un millón de boletos está en venta. El director de marketing de la FIFA, Thierry Weil, explica el sistema de distribución.

DW: Señor Weil, este 20 de agosto comenzó la primera fase de la venta de entradas para el Mundial de Brasil. ¿Cómo funciona el sistema?

Thierry Weil: En la primera fase, se acumularán hasta el 5 de noviembre todas las solicitudes de compra y la adjudicación se efectuará por sorteo. A partir del 5 de noviembre, se va a vender boletos de la manera habitual, es decir, quien solicite primero, consigue la entrada. En la segunda fase de venta, del 8 de diciembre de 2013 al 2 de enero 2014, y del 26 de febrero 2014 al 1 de abril 2014, se venderán las entradas que nos devuelvan las asociaciones de fútbol y los patrocinadores.

En primer lugar, aproximadamente un tercio de las entradas no van a la venta pública, sino que se distribuyen a las asociaciones de fútbol y los patrocinadores. ¿Por qué es tan elevada esta cantidad?

Primero hay mucha demanda por parte de los medios. Además, las asociaciones de fútbol reciben un determinado número de entradas para que ellas las vendan a los fans en sus países. La mayoría de las entradas que no van a la venta pública también están destinadas a los hinchas, tanto el contingente de las asociaciones como al de los socios de la FIFA. Gran parte de las entradas de los patrocinadores se usan de premio en concursos.

¿Existen reglamentos para los patrocinadores en cuanto al manejo de las entradas para asegurar que lleguen a manos de los fans?

Existe una pauta general: no se deben vender esos tickets.

El director de marketing destaca que la FIFA quiere un Mundial para todos.

El director de marketing destaca que la FIFA quiere un Mundial para todos.

Las entradas más económicas están reservadas para determinados grupos de la población brasileña. ¿Quiénes son y por qué existe esta disposición?

Ya hubo esa categoría de entradas en 2010 en el Mundial de Sudáfrica y, a mi juicio, cumplió su papel. De esta manera facilitamos que gente con menos ingresos también pueda participar en el Mundial. Todos los brasileños pueden solicitar tales entradas pero el Gobierno nombró tres grupos de prioridad: personas mayores de 60 años, estudiantes y los beneficiarios del programa social Bolsa Familia. Las solicitudes de estos tres grupos serán tratadas con preferencia y además tendrán un descuento del 50 por ciento.

¿Cómo garantizan que los titulares de entradas más baratas no las vendan a precios mucho mayores?

Al entregar las entradas, pedimos el nombre y un documento de identidad. El que solicitó las entradas, tiene que ir a buscarlas en persona. Admito que resulta imposible garantizar que no lleguen en el mercado negro, pero la personificación de las entradas lo hace extremamente difícil.

¿También habrá controles de identidad al entrar en el estadio?

En Brasil, se da preferencia a los espectadores mayores de edad al entrar en el estadio. Ellos se tienen que identificar en todo caso para ver si tienen la edad requerida para una entrada rebajada. Los demás serán controlados de forma aleatoria. Los que tengan una entrada rebajada tendrán que mostrar el mismo documento que presentaron al recogerla.

Varios estadios en Brasil todavía están en construcción, la cantidad exacta de asientos se desconoce. Aún así va a empezar la venta. ¿Tendrán que sentarse en las escaleras algunos hinchas, como durante los partidos de la Copa Confederaciones?

En el Mundial, eso no va a ocurrir. Primero, no se van a vender las entradas sino “opciones de compra”. La FIFA siempre exige que los estadios se terminen en diciembre o enero antes del campeonato, para que estemos seguros del número de asientos al entregar las entradas. Con la entrega de las entradas vamos a empezar no antes del 15 de abril 2014.

Thierry Weil anuncia controles de identificación aleatorios en las entradas de los estadios.

Thierry Weil anuncia controles de identificación aleatorios en las entradas de los estadios.

Otro problema de la organización de la Copa Confederaciones fue la entrega de las entradas. El día del partido, los fans tuvieron que hacer cola durante horas para recoger los boletos reservados. ¿Cómo piensan mejorar el funcionamiento en el Mundial?

Vamos a cooperar con las ciudades para conseguir lugares para la entrega de las entradas. Estos Ticketing-Centers van a abrir el 15 de abril 2014. Además, tenemos que animar a los fans brasileños a retirar las entradas más temprano. También vamos a ofrecer un servicio de envío a casa.

Aparte del Brasil, no se sabe dónde va a jugar cada equipo los partidos de la primera ronda. Muchos equipos ni siquiera están calificados con seguridad. ¿Por qué comienza la venta ya ahora?

En comparación con los últimos mundiales, la venta anticipada comienza relativamente tarde esta vez. Para el Mundial 2010 era posible comprar entradas ya en el 2008. Es que la demanda existe. Mucha gente suele solicitar entradas antes de que se sepa quién va a jugar en qué estadio. En el Mundial de Alemania, hace siete años, hubo siete solicitudes por entrada. Supongo que esta gente está interesada más bien en participar en el evento que en ver a su propio equipo.

Autor: Andreas Sten-Ziemons/Peter Eßer

Editora: Emilia Rojas

DW recomienda

Publicidad