Mugabe a opositores: “Si no aceptan la derrota, suicídense” | El Mundo | DW | 12.08.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Mugabe a opositores: “Si no aceptan la derrota, suicídense”

El presidente de Zimbabue compareció por primera vez desde su triunfo en los comicios realizados el 31 de julio.

El Día del Héroe, que en Zimbabue recuerda a las personas que perdieron la vida luchando por la independencia de ese país africano, sirvió como marco para la reaparición de Robert Mugabe, claro vencedor de las elecciones presidenciales y parlamentarias realizadas el 31 de julio y quien no había hecho declaraciones desde entonces.

Mugabe, quien obtuvo el 61,9 por ciento de los votos en una elección cuestionada por Estados Unidos, la Unión Europea y la oposición debido a diversas irregularidades detectadas en la inscripción de los electores, aseguró este lunes (12.08.2013) que sus rivales políticos “si no son capaces de soportar la derrota, entonces pueden suicidarse”, añadiendo que “ni siquiera los perros olerán su carne si deciden morir de esa forma”.

El primer ministro Morgan Tsvangirai y su partido Movimiento por un cambio Democrático (MCD) impugnaron en tribunales los resultados de las votaciones y acusó que hubo fraude en ellas. La corte tiene 14 días para decidir sobre el tema, período en el que Mugabe está impedido de jurar en su puesto. A ellos, el mandatario los calificó de “marionetas patéticas” y “lacayos patrocinados por Occidente”.

“Pocos robando a tantos”

El mandatario, de 81 años, además de ganar la presidencia, consiguió que su partido Unión Nacional Africana de Zimbabue-Frente Patriótico (Zanu-PF) se quedara con dos tercios del Parlamento, revirtiendo de este modo la derrota que en las elecciones de 2008 le infringió la oposición.

Mugabe, de 89 años y quien gobierna Zimbabue desde 1980, dijo este lunes que el escenario de una eventual repetición de las elecciones no está en sus cálculos. “Les servimos la democracia en una bandeja de plata. ¿La toman?”, preguntó durante su discurso. “Les decimos, tómenla o déjenla. Los hemos apartado como a la basura”, añadió, provocando el estallido de sus seguidores.

El mandatario está seguro de que la pugna en tribunales la ganará él. “Nunca devolveremos nuestra victoria”, afirmó, a la que calificó de “abrumadora”. Por su parte, el primer ministro Tsvangirai, quien decidió no aparecer en público junto al presidente Mugabe, apuntó que Zimbabue “está de luto por la audacia de muy pocos para robar a tantos” y se proclamó el verdadero vencedor en las elecciones, donde según datos oficiales obtuvo el 33,9 por ciento de los sufragios.

DZC (dpa, Europa Press, Reuters, AP)

ADVERTISEMENT