Muere presunto asesino de Toulouse | Europa | DW | 22.03.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Muere presunto asesino de Toulouse

Tras más de 30 horas de asedio, el presunto asesino de Toulouse murió tras un tiroteo de varios minutos, según informó el canal de noticias francés BFM.

El canal BFM señala además que tres policías resultaron heridos, uno de ellos de gravedad.

El asesino confeso de Toulouse, Mohamed Mehra, no quería entregarse y el ministro del Interior francés, Claude Guéant, señaló que en las últimas horas no se logró hablar con él. El sospechoso se encontraba en un piso de Toulouse, donde la policía lo tenía cercado desde hace unas 24 horas a la espera de que se entregara.

"Durante la noche no hemos tenido ningún contacto con él. Todas la hipótesis son posibles. Esperemos que siga con vida", explicó Guéant. Mehra dijo que quería morir con un arma en la mano.

Testigos informaron que los bomberos en una calle vecina se estaban preparando para intervenir. El joven, que confesó los asesinatos de siete personas en Toulouse y alrededores, llevaba casi 30 horas atrincherado en una casa dentro de un bloque de viviendas.

Frankreich Terror Toulouse Journalisten warten auf Festnahme

Periodistas esperan el desenlace de los hechos en Toulouse.

Varias decenas de efectivos fueron llegando en la noche desde París, presuntamente miembros de un equipo especial de ataque de elite. Los policías vestían pasamontañas para ocultar su identidad.

A Merah, un francés de origen argelino de 23 años se le acusa de haber disparado contra tres soldados, así como contra un rabino y tres alumnos de un colegio judío de Toulouse.

Según explicó en una conversación con la policía, planeaba matar hoy a otro soldado y tenía en el punto de mira a dos gendarmes.

"Presumió de poner de rodillas a Francia (...) y no mostró arrepentimiento más que por no haber causado más víctimas". Así se refirió el fiscal François Molins a Merah.

El ministro de Interior, Claude Gueant, había dicho que el presunto asesino se entregaría en breve a la policía. Sin embargo, el ministro de Defensa, Gérard Longet, aseguró a la televisión BFMTV que el cerco a la casa podría prolongarse durante la noche, aunque no durante días.

¿Contactos con Al Qaeda?

El operativo policial en torno el domicilio del sospechoso en el barrio Cote Pavee de Toulouse comenzó poco después de las 02:00 GMT.

El hombre respondió con armas automáticas al intento de entrar por parte de los agentes e hirió a dos de ellos. Más tarde, a cambio de un teléfono, entregó un arma tirándola por la ventana, supuestamente la misma que podría haber empleado para perpetrar los crímenes.

Merah, al que la policía localizó a través de los rastros que dejó en Internet, aseguró tener contactos con la red terrorista Al Qaeda y haber estado en Pakistán y Afganistán, la última vez en 2011. Sus motivaciones para llevar a cabo los ataques fueron "vengar a los niños palestinos" y protestar contra la presencia de soldados afganos en Afganistán.

El franco-argelino aseguró que se negó a cumplir las órdenes de Al Qaeda de perpetrar un ataque suicida, según admitió a los negociadores policiales, informó el ministro del Interior Gueant ante la emisora de televisión francesa TF1.

Gueant dijo que Merah le dijo a los negociadores que durante sus viajes a Pakistán y Afganistán sus contactos de Al Qaeda le propusieron que realizara una misión suicida en Francia. Pero el hombre se negó y acordó en cambio perpetrar una matanza sin poner su vida en peligro, según añadió el ministro.

El funcionario señaló asimismo que Merah había sido interrogado por agentes de los servicios secretos en noviembre por sus viajes a Pakistán y Afganistán, a los que les explicó que viajó por placer, no por actividades criminales. "Él explicó, con el uso de fotografías como evidencia, que fue un viaje turístico", aseguró Gueant.

Varias personas del entorno del sospechoso fueron detenidas, entre ellas los hermanos y hermanas del joven, así como su madre. Según informaciones oficiales, uno de los hermanos simpatizaba con los salafistas y la madre había sido vigilada desde hace tiempo por su cercanía a esa corriente radical. El joven habría actuado sin embargo en solitario.

Las pistas: una computadora y una moto

La pista que llevó a los investigadores hasta Merah fue la computadora de su madre. El presunto asesino contactó con su primera víctima -un soldado- a través de Internet para comprarle una moto.

Posteriormente la policía rastreó los e-mails hasta que identificó la dirección IP de la computadora.

La identificación del joven se produjo horas después de que el domingo acabara con la vida de un profesor y tres niños de una escuela judía en Toulouse. Estas víctimas, el rabino Jonathan Sandler, sus dos hijos y la hija del director de la escuela, Miriam Monsonego, fueron enterradas hoy en Jersulén en un multitudinario entierro al que acudieron miles de personas, entre ellos políticos israelíes y franceses.

En Francia, el presidente de la república, Nicolas Sarkozy, asistió en Montauban al entierro de los tres soldados franceses abatidos. Sarkozy, que ordenó que se capturase vivo al presunto autor, calificó de "ejecución terrorista" el asesinato de los soldados. "Soldados, la nación entera está hoy de su lado", dijo el jefe de Estado.

Por su parte, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, habló con Sarkozy, para asegurarle su "solidaridad" y "apoyo". Asimismo, Obama "saludó las acciones" de las autoridades francesas en la identificación y localización del sospechoso de los ataques, así como por sus "continuados esfuerzos para evitar futuros actos violentos", según la nota oficial difundida hoy por la Casa Blanca.

dpa
Editor: Claudia Herrera Pahl

DW recomienda