Asesino de Toulouse planeaba nuevos ataques | ACTUALIDAD | DW | 21.03.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

ACTUALIDAD

Asesino de Toulouse planeaba nuevos ataques

El supuesto asesino en serie de Toulouse admitió en una conversación con la policía que planeaba atacar el miércoles a otro soldado y lamentó no haber podido causar más muertes, dijo el fiscal general competente.

French police secure the area where they exchanged fire and were negotiating with a gunman who claims connections to al-Qaida and is suspected of killing three Jewish schoolchildren, a rabbi and three paratroopers, Wednesday, March 21, 2012 in Toulouse, southwestern France. The suspect is 24 years old, of French nationality and was known to authorities for having spent time in Afghanistan and Pakistan. (Foto:Bruno Martin/AP/dapd)

Frankreich Terror Anschlag Verhaftung in Toulouse Polizei Belagerung

Según el fiscal, François Molins, Mohamed Merah no expresó "arrepentimiento" en su diálogo con los negociadores y confesó la autoría de los tres ataques que se le atribuyen. "Presumió de poner de rodillas a Francia (...) y no mostró arrepentimiento que no fuera por no haber causado más víctimas".

Molins confirmó que el sospechoso planeaba otro ataque contra un soldado este mismo miércoles y contra dos gendarmes en el futuro, en Toulouse. "No pretendía ser un mártir, prefería seguir vivo", dijo Molins, alegando que aseguró que estaba dispuesto a entregarse esta tarde de miércoles.

El presidente Nicolas Sarkozy y el ministro del Interior manifestaron su firme propósito de que el joven fuese capturado con vida para que pueda ser llevado ante la justicia. Sarkozy pidió no caer en pensamientos de venganza ni confundir religión con el extremismo brutal.

El presunto autor de los tiroteos, que interrumpió la comunicación con la policía y luego la reanudó -según medios locales-, aseguró que comulga con la ideología de la red terrorista Al Qaeda.

Dijo que había sido un "muyahedin" en Afganistán y Pakistán y quería vengar con sus tiroteos las muerte violentas de niños palestinos. Señaló que quería hacer algo contra la presencia militar francesa en Afganistán.

El sospechoso al parecer disponía de un arsenal de armas, entre otros en un vehículo aparcado cerca de la vivienda, dijo Guéant. "Tiene más armas, entre ellas un kalashnikov, un subfusil uzi y varias armas automáticas".

"Habla mucho, está contando toda su trayectoria criminal"

Confesó ser el autor de los disparos que mataron a los tres soldados en Montauban, así como un profesor judío y tres niños en Toulouse, dijo Guéant. "Este hombre ya ha cometido varios delitos en suelo francés, algunos con violencia (...) Habla mucho, está contando toda su trayectoria criminal".

Varias personas de su entorno han sido detenidas, entre ellas sus dos hermanas, un hermano y su madre. Uno de los hermanos simpatiza con los extremistas salafistas, dijo el ministro, quien subrayó que el sospechoso actuó en solitario en sus ataques. Los servicios secretos le seguían la pista desde hace tiempo.

Guéant confirmó que poco antes del ataque a la escuela judía, los investigadores estaban sobre su pista, pues la primera víctima se había puesto en contacto con él en Internet a través de una plataforma de compra venta online, porque quería adquirir una moto.

Vía mail se acordó un lugar de encuentro y la dirección IP identificada por la policía coincidía con la del PC que pertenece a la madre del sospechoso.

"Eso supuso un punto crucial en la investigación", dijo el Ministro. En las primeras informaciones se habló de que el PC identificado pertenecía al hermano, quien -según Guéant- también comparte simpatías radicales. Los investigadores venían observando a la madre desde hace tiempo debido a su proximidad con los radicales salfistas.

"Cuando los policías se acercaron a la puerta, disparó de inmediato a través de la puerta. Un policía resultó herido pero su vida no corre peligro", explicó Guéant.

También un segundo policía resultó herido. "El hermano del sospechoso fue detenido (...) La madre fue llevada al lugar y se le pidió que contactara a su hijo, pero se negó", relató.

En una primera reacción, los representantes de la comunidad judía se mostraron aliviados al saber que el sospechoso había sido identificado.

La presidenta el partido de extrema derecha, Frente Nacional, Marine Le Pen, dijo en una entrevista de radio que "se estaba subestimando" el riesgo fundamentalista en el país.

El rector de la mezquita de París, Dalil Boubakeur, advirtió en contra de mezclar en un mismo saco la religión musulmana y los extremistas fanáticos como el presunto autor de los ataques de Toulouse.

Por su parte, el presidente Sarkozy, que ha sido estado mantenido al tanto de todo lo ocurrido, se reunió hoy con representantes de la comunidad judía y musulmana en París. Luego se dirigió a la nación en una intervención televisada en directo.

"Francia sólo puede ser grande en la unidad nacional", dijo desde el Elíseo. El terrorismo, añadió, no fracturará la sociedad.

DW recomienda