Ministra de Defensa alemana regresa desde Afganistán | Europa al día | DW | 27.08.2021
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa al día

Ministra de Defensa alemana regresa desde Afganistán

Retorno de soldados alemanes desde Afganistán.

Retorno de soldados alemanes desde Afganistán.

La ministra alemana de Defensa, Annegret Kramp-Karrenbauer, regresó este viernes (27.08.2021) a Alemania desde la ciudad uzbeca de Tashkent con los últimos soldados que participaron en el operativo de evacuación de Afganistán.

El avión militar con la ministra, quien ayer había partido hacia Uzbekistán con el cometido de retornar con sus soldados, tomó tierra en el aeródromo de Wunstorf (centro de Alemania) sobre las 17.45 GMT. A continuación aterrizaron otros dos aparatos con los restantes soldados.

El regreso de los militares se produce un día después del último vuelo de evacuación de Alemania, que logró sacar de Afganistán unas 5.400 personas de 45 nacionalidades, de las cuales 500 eran alemanes y unos 4.000 afganos. El operativo se había iniciado el 16 de agosto y en total hubo 37 vuelos entre Kabul y Tashkent con tres aparatos de las fuerzas aéreas alemanas del tipo A400M.

En esa ciudad de Uzbekistán se había establecido un puente aéreo entre los aviones militares alemanes y la capital afgana. Ya en esa ciudad uzbeca, los evacuados eran trasladados hasta Alemania en aparatos de la aerolínea Lufthansa.

Tanto la canciller alemana, Angela Merkel, como la ministra de Defensa y el titular de Exteriores, Heiko Maas, insistieron desde el inicio del operativo que el propósito era sacar de Afganistán al máximo número posible de personas necesitadas de protección.

Según fuentes gubernamentales, en Afganistán han quedado aún unos 300 nacionales y cerca de 10.000 afganos -entre colaboradores locales, de ONG o sus familiares- inscritos en las listas de evacuación. Son cifras aproximadas y muy cambiantes, añadieron esas fuentes.

La canciller y sus ministros han explicado estos días que su propósito, tras la retirada de los soldados, es mantener abierta una vía civil para poder seguir sacando de Afganistán a quienes precisen protección.

Ello implicará, según ha admitido Merkel, negociar con los talibanes, además de buscar fórmulas de cooperación para hacer posible su traslado a través de países vecinos. Con este objetivo tiene previsto viajar el titular de Exteriores en los próximos días a Uzbekistán y otros países de la región.

Alemania culminó el pasado junio su retirada de Afganistán, donde llegó a tener el segundo mayor contingente de las tropas internacionales tras el de Estados Unidos.

El Gobierno de Merkel puso en marcha un nuevo mandato por la vía de urgencia que contemplaba el despliegue de hasta 600 soldados para participar en la evacuación, pero finalmente intervinieron en la operación unos 450. Este mandado se sometió al voto del Parlamento el pasado miércoles, aunque de forma retroactiva y cuando estaba ya por terminar la operación. 

En Alemania, toda intervención del ejército en el exterior precisa del visto bueno del Parlamento, aunque en esta ocasión, y dada la premura de tiempo, se optó por el voto a posteriori. (EFE)