Militarización de seguridad pública en México avanza en el Senado | Las noticias y análisis más importantes en América Latina | DW | 20.09.2022
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

América Latina

Militarización de seguridad pública en México avanza en el Senado

Los cambios a las leyes mexicanas que extienden la permanencia de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública en México avanzaron el lunes en comisiones del Senado y se discutirán en su pleno el miércoles.

Durante la sesión de las comisiones de Puntos Constitucionales y de Estudios Legislativos Segunda de la Cámara Alta del Congreso de México, la propuesta de reforma recibió el aval de 18 senadores oficialistas, y 10 en contra de los partidos de oposición.

El dictamen fue enviado a la Mesa Directiva del Senado mexicano para que este martes (20.09.2022) los 128 senadores den entrada a la minuta de cambios legales y, en su caso, aprueben el próximo miércoles la permanencia del Ejército y la Marina mexicana en las calles hasta 2028.

4 años más de militares en tareas civiles

Está ampliación significaría una ampliación de cuatro años a lo aprobado en 2019, cuando se creó la Guardia Nacional y estableció la presencia de las Fuerzas Armadas en responsabilidades civiles hasta 2024.

Está propuesta legislativa, impulsada por el partido de oposición Revolucionario Institucional (PRI), ya recibió la aprobación de una mayoría absoluta entre los 500 legisladores de la Cámara de Diputados.

De aprobarse, por la mitad más uno del pleno legislativo de los senadores, los cambios al artículo quinto transitorio constitucional serán enviados al Gobierno mexicano para su publicación en el Diario Oficial de la Federación e inminente entrada en vigor.

La Guardia Nacional entró oficialmente en operaciones civiles dependiendo de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana el 30 de junio de 2019 y desde agosto pasado se adscribió a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), encargada del Ejército mexicano.

Múltiples acusaciones y una promesa rota por AMLO

En sus habituales conferencias, el presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, tras reconocer que la estrategia de seguridad y pacificación ha tardado más de lo esperado, ha defendido la aprobación en el Senado de la reforma que pasa al Ejército el control de la Guardia Nacional, un cuerpo que él creo con la promesa de mantenerlo civil.

"Eso es lo más importante, que se aprobó la ley para que la Guardia Nacional (GN) esté operada, tenga la tutela, la guía, el ejemplo de la Sedena, eso es muy importante", dijo el mandatario durante su rueda de prensa matutina, aquella ocasión desde el norteño estado de Zacatecas.

La actuación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad ha causado polémica en México por afrontar acusaciones de ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas y uso desproporcionado de la fuerza.

Incluso, diversas organizaciones nacionales e internacionales como la Oficina de la ONU para los Derechos Humanos han mostrado su preocupación por la decisión de ceder el control de la Guardia Nacional a las Fuerzas Armadas mexicanas, lo que supone de facto su militarización.

rml (efe, @senadomexicano)

DW recomienda