Migrantes en el Mediterráneo: el pulso de Carola Rackete a Salvini | Europa | DW | 28.06.2019
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages
Publicidad

Europa

Migrantes en el Mediterráneo: el pulso de Carola Rackete a Salvini

"Las 42 personas que hemos rescatado están al límite de sus fuerzas. Voy a ponerlas sobre seguro", dijo la alemana Carola Rackete, capitana del "Sea Watch 3". Este es el retrato de la joven mujer que desafió a Italia.

"He decidido atracar en el puerto de Lampedusa. Sé lo que estoy arriesgando, pero las 42 personas que hemos rescatado están al límite de sus fuerzas. Voy a ponerlas sobre seguro". Las palabras de Carola Rackete, difundidas por la organización humanitaria Sea Watch el pasado miércoles (26.06.2019), supusieron uno de los momentos más tensos de la guerra de nervios en la que el ministro de interior italiano, el populista de derechas Matteo Salvini, llegó a calificar a Rackete de "listilla” y "criminal”. Rackete, originaria del estado alemán de Baja Sajonia, tiene 32 años y es capitana del barco humanitario Sea Watch. Su pulso con Salvini ocupa titulares en la prensa mundial. El pasado mes de mayo de 2019, el comandante Claus-Peter Reisch, que en julio de 2018 salvó a más de 230 migrantes del Mediterráneo con el barco "Lifeline”, fue condenado en Malta a pagar una multa de 10.000 euros. Por su parte, Pia Klemp, que ha salvado a miles de personas con las naves "Iuventa” y "Sea-Watch 3”, podría ser condenada en Italia a hasta 20 años de prisión.

Según una nueva ley, a Rackete podrían condenarla a hasta 50.000 euros de multa y podría ser demandada por prestar ayuda a la inmigración ilegal. Además, tal y como Salvini advirtió en Twitter, el barco podría ser confiscado.  Ni siquiera el Tribunal Europeo de Derechos Humanos defendió a estas personas, al no obligar a Italia a permitir el atraque del barco, tal y como había solicitado la propia organización Sea Watch, por lo que la capitana decidió actuar por su cuenta y asumir la responsabilidad. Según Rackete, a bordo del barco se vivieron momentos de angustia. Algunos migrantes pensaron incluso en tirarse por la borda. Dos de ellos hubieron de ser trasladados a tierra porque su estado era de "emergencia médica”.

"Siento un deber moral”

¿Quién es esta mujer que se ha embarcado en una arriesgada batalla a lo David y Goliath contra el Gobierno italiano? Rackete, capitana desde 2018 del "Sea-Watch 3”, lleva cuatro años en la organización. Antes trabajó para el Instituto Alfred Wegener de Investigación Marítima y Polar y en Greenpeace. La imagen que los medios transmiten de Rackete no es la de una persona que desee ser considerada como la contrincante de Salvini. "El rival de Salvini es toda la sociedad civil”, dijo Rackete a la agencia de prensa dpa. "Se trata de una cuestión de derechos humanos”, destacó la comandante, que aseguró sentirse "responsable” por los rescatados, "que ya no aguantan más. Su vida está antes que cualquier juego político”, dijo al diario italiano La Repubblica.

Según palabras de la propia Rackete, su necesidad de ayudar a personas que lo necesitan tiene que ver con su propia situación vital privilegiada. "Soy blanca, nací en un país rico, tengo el pasaporte correcto, pude estudiar en tres universidades distintas y me gradué a los 23 años”, dijo a La Reppubblica. "Siento el deber moral de ayudar a aquellas personas que no tienen las mismas circunstancias que las mías”. 

¿Heroína o criminal?

Muchos celebran su compromiso, pero también es criminalizada y hostigada por él. Y no solo por parte de Salvini. El ministro italiano de Agricultura, Gian Marco Centinaio, la acusó de tratar a los italianos de "pueblerinos”. La líder del partido de derechas Fratelli d'Italia, Giorgia Meloni, exigió "hundir”  al "Sea-Watch 3". Para los políticos de izquierdas, sin embargo, Rackete es una "mujer valiente” y una "esperanza en un mundo más humano”.  La política de izquierdas Katja Kipping proclamó en Twitter su absoluto respeto por la tripulación y por Rackete. El popular moderador alemán Jan Böhmermann anunció una recaudación para sufragar los posibles costes judiciales.  Según relató Rackete al diario Süddeutsche Zeitung, los migrantes rescatados estaban  "agotados y traumatizados”. "Es increíblemente frustrante que el Estado italiano no haga nada por ellos",se lamentó. 

(ms/cp)

Deutsche Welle es la emisora internacional de Alemania y produce periodismo independiente en 30 idiomas. Síganos en Facebook | Twitter | YouTube

 

DW recomienda